Las arrugas profundas en la frente pueden advertir un mayor riesgo de muerte prematura

  15 Octubre 2018    Leído: 584
Las arrugas profundas en la frente pueden advertir un mayor riesgo de muerte prematura

Un estudio publicado recientemente revela que tener muchas arrugas puede ser una señal de que existen problemas en la salud cardiovascular.

Según esta investigación, la cantidad de arrugas en la frente está directamente relacionada con el riesgo de que una persona pueda morir a causa de enfermedades del corazón.

Yolande Esquirol, profesora del Centro Hospitalario de Toulouse, en Francia, fue la autora del trabajo, cuyos resultados fueron presentados el 26 de agosto de este año en el congreso anual de la Sociedad Cardiológica Europea en Múnich, Alemania, según informóMedical XPress.

Esquirol se encargó de monitorear la salud de 3.200 adultos durante 20 largos años de investigación. Al inicio la mayoría de los pacientes a los que les hizo seguimiento tenían 32, 42, 52 y 62 años, todos sanos. Una de las variables que se observaron fueron la cantidad y profundidad de las arrugas horizontales en el área de la frente. Se les calificó del tres (para las más numerosas y profundas) al cero (sin arrugas).


Luego dos décadas, unos 233 pacientes murieron de diferentes causas. A nivel estadístico se pudo notar que 15,2% tenía arrugas con puntuación del dos al tres, mientras que 6,6% tenía las de menor profundidad y 2,1% simplemente no tenía.

Las arrugas no solo afectan la piel
Tras cotejar los datos obtenidos se evidenció que las personas que presentaban arrugas con tan solo un punto en la escala, eran ligeramente más proclives a morir a causa de una enfermedad cardíaca que aquellos que fueron calificados con un cero. Mientras que aquellos con arrugas de dos y tres tenían 10 veces mayor probabilidad de ser atacados por algún mal del corazón.

Según Esquirol, mientras más alta es la puntuación de una arruga en la escala, mayor es el riesgo de mortalidad a causa de padecimientos cardiovasculares.

No es una señal universal
No obstante, el estudio deja claro que las arrugas no son una señal universal de muerte a causa de afecciones cardíacas, pero si pueden tomarse como una alarma de que hay que someterse a revisiones médicas con mayor frecuencia.

La experta destaca que si un médico está tratando a una persona con potencial riesgo vascular debe analizar la presión arterial y niveles de lípidos y glucosa en la sangre, como suele ser el procedimiento rutinario. No obstante, al ver las arrugas también se pueden aconsejar cambios en el estilo de vida e introducir nuevas actividades como el deporte o una dieta más balanceada.

 


Etiquetas: