En Armenia, a los niños se les prohíbe ir a la escuela: "¡Ustedes son yazidíes y aún no necesitan estudiar!"

  14 Septiembre 2018    Leído: 553
En Armenia, a los niños se les prohíbe ir a la escuela: "¡Ustedes son yazidíes y aún no necesitan estudiar!"

En marzo de 2017, el Comité Asesor del Consejo de Europa sobre el Convenio Marco para la Protección de las Minorías Nacionales (FCNM) publicó un informe sobre Armenia.

Este órgano del Consejo de Europa recomendó que Armenia hiciera más esfuerzos para garantizar el acceso a la educación para todos, especialmente para los niños yezidíes, entre los que las tasas de abandono siguen siendo elevadas. Desde ese momento ha pasado poco más de un año y se publicó en el sitio web Politik.am una carta al Ministro de Educación y Ciencia Araik Harutyunyan de los residentes del pueblo de Feric, región de Armavir, Armenia, en la que exigían la renuncia del director de la escuela del pueblo.

Tenga en cuenta que la mayoría de la población de la aldea de Feric son kurdos yezidíes y la queja sobre el director de la escuela está relacionada con la nacionalidad de los escolares. Por lo tanto, los residentes expresan insatisfacción con la actividad del director de la escuela, Levon Poghosyan, que ha estado a cargo de la institución educativa durante más de 30 años. Según los autores de la carta, en los últimos 30 años, ninguno de los graduados de esta escuela se ha ingresado en universidades.

"A menudo los niños no hacen el trabajo necesario para involucrarlos en el proceso educativo. Los maestros a menudo muestran falta de respeto por los niños, ofenden su dignidad. El proceso educativo está organizado por la mitad, las lecciones a veces no se llevan a cabo. Los niños son llamados idiotas, analfabetos, se dice que son yezidis, y todavía no necesitan estudiar. Muy a menudo algunos maestros llegan borrachos a la escuela, el director y sus amigos-maestros organizan fiestas, beben alcohol en presencia de niños ", se dice en la carta.

Preocupados por el bajo nivel de enseñanza a sus hijos, los padres requieren un cambio de personal docente y directores.

El 1 de septiembre, comenzaron a realizar una acción de protesta exigiendo la renuncia del director, y el 4 de septiembre, después de que el gobernador se reunió con ellos, las protestas cesaron. Pero el 10 de septiembre, el personal docente comenzó a presionar a los niños.

Como informa la edición de epress.am, los maestros no permitieron que los niños entraran en la escuela, diciendo que no tienen la intención de enseñarlos. Rubik Khachatryan, un maestro de historia, ajedrez, estudios sociales, tecnología, prohibió a los niños que permanecieran en la escuela, diciendo: "Idos, dejad que vuestros yezidis os enseñen". No os enseñaremos hasta que hayais desertado la apelación contra el director. Idos y no vayais a la escuela nunca más ".

Uno de los profesores, que deseaba permanecer en el anonimato, dijo que Pogosyan los obliga a no enseñar: "El director y su compañero Khachatryan nos obligan a no enseñar a los niños. Hubo abusos financieros en la escuela, y temen que si Pogosyan se va, todo será revelado. No nos sentimos cómodos con el hecho de que no tenemos que dejar que los niños entren a la clase ".

Durante años, los activistas de derechos humanos se han alarmado porque los kurdos yezidíes que viven en las zonas rurales no reciben educación escolar. El obstáculo para esto es la tradición de los kurdos yezidíes que alientan los matrimonios tempranos. Además, debido a dificultades económicas, los niños de familias kurdas en lugar de estudiar ayudan en la economía o van a trabajar a Rusia.

Pero los niños de familias kurdas que estudian en las escuelas están sujetos a la discriminación religiosa. El hecho es que el tema "Historia de la Iglesia Armenia" se enseña a todas las escuelas de Armenia. Esta regla se aplica a los niños de familias kurdas que se ven obligados a rezar antes del comienzo de la lección. Por lo tanto, muchos jóvenes kurdos están separados de su religión: yezidismo.

Incluso en 2015, un escándalo religioso estalló en Armenia por la respuesta de la Diócesis de Ararat de la Iglesia Apostólica Armenia a la pregunta: "¿Qué tipo de religión profesan los yezidis, y una chica armenia puede casarse con un yezidi?"

En respuesta, se observó que los yezidis son adoradores del sol, y que tienen una estatua de Satanás en el santuario, lo que despertó la indignación de los kurdos que profesan el yezidismo.

Además, el problema más relevante para los kurdos yezidíes sigue siendo el problema de la autoidentificación nacional. A pesar de que Yezidi es una religión, y no una nación, esta comunidad en Armenia no reconoce la pertenencia de su pueblo a los kurdos, y su idioma es el kurdo. Aunque el conocido investigador Solomon Yeghiazarov señaló que "los Yezidis son kurdos en el sentido pleno de la palabra" (Egiazarov, S. Un breve ensayo etnográfico de los kurdos de la provincia de Erivan, Tiflis, 1891. p.180).

Los círculos oficiales de Armenia tampoco reconocen la idea de pertenecer a los yezidis a los kurdos. Por lo tanto, impiden el establecimiento de vínculos entre los yezidis y los kurdos que viven en los países vecinos. Incluso en 2002, el parlamento armenio adoptó una resolución declarando a los yezidis no kurdos.

Anteriormente, la Oficina de Estadística de Armenia comenzó a indicar en sus informes a los Yezidis como personas separadas. El parlamento armenio, junto con el idioma kurdo, también reconoció el "idioma yezidi" como un idioma separado de las minorías nacionales. Con base en este documento legislativo, bajo el patrocinio del Ministerio de Educación y Ciencia de Armenia, comenzó la publicación de libros de texto del "idioma Yezidi", que, por decirlo suavemente, eran imperfectos. Por lo tanto, las aldeas kurdas se negaron rotundamente a utilizar estos libros de texto.

Por lo tanto, las autoridades armenias violan deliberadamente los derechos de los kurdos: los yezidis, que viven entre esa propaganda anti kurda, que leen libros de texto preparados por científicos armenios, pronto pueden olvidarse de sus raíces kurdas y serán gradualmente asimilados por los armenios. El agravamiento de la situación económica de los Yezidis llevó a que muchos de ellos se convirtieran al cristianismo con el objetivo de obtener ayuda humanitaria.

Además, el estado no anima a los kurdos yezidíes a recibir educación. Y los yezidis analfabetos se ven privados de la oportunidad de conseguir un trabajo decente y establecerse en las ciudades, y vivir en aldeas, haciendo agricultura.

Y lo que está ocurriendo hoy en la escuela de la aldea de Fetis es una continuación lógica de esa política a largo plazo de las autoridades armenias. El objetivo final es debilitar a la comunidad kurda de Armenia.

En este sentido, podemos recordar las palabras del Profesor Asociado de Estudios Iraníes en Ereván Universidad del Estado de Victoria Arakelova, "Voz de Armenia" mencionado en un periódico en №139 de fecha 26 de diciembre de 2006. En él se explica la cuestión de los yezidis, "Es gracias a los esfuerzos de los armenios Orientalismo yezidis fueron reconocidos como un grupo étnico y religioso separado. Más tarde fue reconocido e internacionalmente. Y sucedió no debido a los políticos y luchadores por los derechos de las minorías nacionales, sino gracias a los esfuerzos de los orientalistas armenios. Pero esto también fue un factor importante para garantizar la seguridad nacional, fue tomada de nosotros una seria amenaza para convertirse en el país con el "factor kurdo" ".

Estas palabras son Arakelova evidencia directa de una política deliberada de violación de los derechos de las minorías nacionales de Armenia, comenzó durante el período soviético, con la expulsión de los azerbaiyanos que viven allí. Y hoy en día, a pesar de las afirmaciones del primer ministro Nikola Pashinian que las autoridades han optado por un curso de desarrollo democrático del país, esta práctica sigue teniendo lugar.

Zahra Aslanli


Etiquetas: