Senadores de EEUU piden a la ONU investigar asesinato de periodistas rusos en la RCA

  16 Agosto 2018    Leído: 666
Senadores de EEUU piden a la ONU investigar asesinato de periodistas rusos en la RCA

 Los senadores estadounidenses Marco Rubio y Chris Coons pidieron al secretario general de la ONU, António Guterres, apoyar la investigación del asesinato de tres periodistas rusos en la República Centroafricana (RCA).

Se debe "utilizar los mecanismos correspondientes de la ONU para realizar una investigación exhaustiva e imparcial de las circunstancias del asesinato, así como para garantizar la plena cooperación por parte de los Gobiernos de la República Centroafricana y de Rusia", dice la carta a Guterres publicada en el sitio web del senador Rubio.

En opinión de los senadores, el asesinato de los periodistas se produce en el contexto del aumento de la presencia rusa en la RCA.

Rubio y Coons destacaron que Rusia entregó armas y municiones, así como envió a sus instructores para que entrenaran a los militares de la RCA, aunque reconocieron que lo hizo con la aprobación de la ONU.

Citando un informe de un grupo de expertos de la ONU para la RCA, los senadores señalaron que los suministros de armas de Rusia "llevaron al rearme" de varias facciones del país centroafricano.

Tres periodistas rusos —el cámara Kiril Rádchenko, el director de documentales Alexandr Rastorgúev y el corresponsal de guerra Orján Dzhemal—murieron el 30 de julio en una emboscada en la República Centroafricana.

Sus cuerpos fueron encontrados cerca de la ciudad de Sibut, situada al norte de la capital, Bangui.

La República Centroafricana está sumida en un conflicto armado desde finales de 2013.

Según los datos de la ONU, unas 6.000 personas perdieron la vida durante el conflicto y casi un millón se vieron obligadas a abandonar sus hogares.

La Cancillería rusa había advertido que la República Centroafricana está inmersa en una crisis y ola de violencia, siendo escenario de constantes atracos a mano armada y asesinatos, por lo cual los visitantes a ese país están expuestos a grandes riesgos.

Sputnik


Etiquetas: