Adam Rippon, Gus Kenworthy y otros deportista gais de los Juegos de Invierno

  23 Febrero 2018    Leído: 851
Adam Rippon, Gus Kenworthy y otros deportista gais de los Juegos de Invierno
El colectivo LGTBQI, el gran ganador de los Juegos Olímpicos de Invierno. Representan a una nueva generación de atletas abiertamente gais que ganan medallas y luchan por su visibilización

Homosexualidad y deporte son dos términos que nunca se han llevado demasiado bien. No porque los deportistas no puedan pertenecer al colectivo LGTBQI, sino porque confesar su condición sexual es todavía un tabú. Un claro ejemplo es que ningún futbolista ha salido del armario de manera pública, al menos no durante su carrera deportiva. Cierto es que, poco a poco, en otras disciplinas se han ido dando pequeños pasos de gigante con atletas abiertamente homosexuales, o transexuales como el jugador británico de rugby Gareth Thomas, el patinador español Javier Raya, el nadador australiano Ian Thorpe, o Caitlyn Jenner (antes conocida como Bruce Jenner).


Pero todavía queda mucho camino por recorrer para visibilizar de la libertad sexual en el mundo del deporte. Por ello, algunos de los gestos que se han visto a lo largo de los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en Pyeongchang pasaran a la historia por ayudar a promover la diversidad y la aceptación del colectivo LGTBQI en un ambiente que, hasta hace unos años, parecía no era para ellos. El principal protagonista de estos avances ha sido el estadounidense Adam Rippon. El patinador de 26 años del Team USA ha demostrado ser uno de atletas abiertamente gais más combativos de esta edición de los juegos de invierno, dando que hablar incluso desde antes de la inauguración.

El patinador se negó a reunirse con el vicepresidente Mike Pence,  que encabezaba la delegación de Estados Unidos en Corea del Sur. "¿Te refieres a Mike Pence, el mismo Mike Pence que financió terapias de conversión para gais? Paso" dijo en una entrevista a USA Today semanas antes de la inauguración de los juegos. Pero no contento con esa respuesta Rippon añadió: "Personalmente no tengo nada que decirle a Mike Pence. Si me dan la oportunidad de hablar después de las Olimpiadas, prefería hacerlo con la gente cuyas vidas han sido dañadas por la legislación que él ha llevado a cabo".

Momento del beso entre Gus Kenworthy y su novio. INSTAGRAM

Twitter y las redes sociales se han convertido en su campo de batalla. En ellas el patinador hace gala de humor e ironía para quitarle importancia al hecho de ser homosexual, ya que, como es lógico, la orientación sexual no tiene nada que ver con el desempeño deportivo. "Hace poco me preguntaron en una entrevista cómo era ser un atleta gay. Les dije que es exactamente igual que ser un atleta heterosexual. Mucho trabajo duro, pero normalmente lo hacemos con las cejas más bonitas" tuiteaba.

La lucha de Rippon se ha visto complementada por la de otros atletas como el esquiador Gus Kenworthy de 26 años. Durante la inauguración el esquiador publicaba en su cuenta de Twitter unas fotos suyas junto a Rippon con la leyenda: “Aquí estamos. Somos queer. Acostumbraos”. Días después Kenworthy sorprendió a todo Estados Unidos con un tierno beso a su novio ante las cámaras de la NBC. Este gesto de amor fue emitido en horario de máxima audiencia, algo inaudito hasta el momento. Posteriormente el esquiador confesó que no sabía que las cámaras los estaban grabando en ese momento y que fue un beso completamente espontáneo. "Hacer eso, darle un beso, haber mostrado ese amor al mundo, es increíble". "Es algo que quería haber hecho en los pasados Juegos, compartir ese beso con mi novio al final de la ronda pero era algo que me asustaba mucho", aseguraba a los medios Kenworthy.


Etiquetas: