Rajoy quiere limitar la crisis de gobierno al cambio de Guindos

  23 Febrero 2018    Leído: 842
Rajoy quiere limitar la crisis de gobierno al cambio de Guindos
El Ejecutivo quiere evitar que la sustitución afecte a otros ministerios.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presente hoy en Bruselas, dejará para la próxima semana la sustitución de Luis de Guindos al frente de Economía. No tiene previsto hacer una crisis de gobierno que afecte a otros ministerios, sino que se limitará sustituir al futuro vicepresidente del Banco Central Europeo. Las voces internas que ven en un cambio de caras un revulsivo para levantar el vuelo de las encuestas no obtendrán satisfacción.


El Consejo de Ministros de hoy lo presidirá la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en ausencia de Rajoy, que se encuentra en Bruselas en una cumbre europea. Horas antes de la cita en La Moncloa, distintas fuentes gubernamentales consultadas ayer aseguraron que no se producirá el relevo del ministro Luis de Guindos en esta reunión, sino que se hará en la de la próxima semana. La fecha concreta puede anunciarla el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en su comparecencia habitual tras el Consejo de Ministros, o el propio presidente por la tarde en la conferencia de prensa que dará en la capital comunitaria.

La decisión no se demorará mucho, según las fuentes consultadas. El todavía ministro de Economía se someterá en la tarde del lunes al hearing o audiencia en el Parlamento Europeo, donde los distintos representantes de los grupos políticos le someterán a un interrogatorio sobre sus planes como vicepresidente del Banco Central Europeo. Al día siguiente, el Pleno de la Eurocámara someterá ese nombramiento a votación como es preceptivo pero no vinculante. Por tanto, los votos en contra de ese nombramiento —los de los socialistas, Los Verdes y otros grupos de izquierda— no tendrán consecuencias. De Guindos y el Gobierno que preside Rajoy se preparan para recibir estos votos negativos desde que el PSOE anunció que no iba a aprobar la candidatura del representante español con el argumento de que su perfil técnico no era adecuado. Estos puestos suelen estar ocupados por personas que proceden de los bancos centrales de cada país. No obstante, el todavía ministro de Economía ha tenido los parabienes de los principales Gobiernos europeos. Luis de Guindos habría querido no ser ya ministro cuando el martes se produzca esa votación. Es posible que para entonces ya se haya anunciado la fecha e incluso el nombre del sustituto, aventuran fuentes gubernamentales.

Elecciones catalanas
No hay el menor indicio de que vaya a haber más cambios que esta obligada sustitución, según señalan los numerosos interlocutores consultados. La demandada crisis de gobierno desde distintos sectores del PP no tiene visos de ser escuchada por el presidente del partido y jefe del Ejecutivo. El pésimo resultado electoral en Cataluña, en los comicios del 21 de diciembre, provocó preocupación y desasosiego en las filas del PP. Dirigentes de este partido pidieron, desde el anonimato, un revulsivo para contener el avance de Ciudadanos en las encuestas.

No fue este jueves un buen día para el Gobierno y el PP ante la imagen de miles de pensionistas ocupando las cercanías del Congreso para protestar por su situación y porque la subida de sus percepciones será solo de un 0,25%. La reacción fue airada en un colectivo en el que tradicionalmente el PP ha tenido un importante colchón de votos.

Desde Bruselas, el presidente del Gobierno tendrá que responder hoy por esas manifestaciones de protesta, pero también tratará de zanjar previsiblemente las especulaciones sobre los cambios en su gabinete.

Es seguro que el relevo de Guindos no se producirá el lunes al desplazarse el presidente a Túnez para celebrar una reunión de alto nivel entre ambos países. Este tipo de encuentro no se celebraba desde hacía diez años. El último fue en Madrid y presidía el Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.


Etiquetas: Rajoy