Situación política puede reducir 7 décimas al crecimiento de Cataluña en 2018

  13 Febrero 2018    Leído: 1096
Situación política puede reducir 7 décimas al crecimiento de Cataluña en 2018
BBVA Research estima que Cataluña ha cerrado 2017 con un avance del 3 %, tres décimas menos que lo previsto en junio, y que esta tendencia a la baja se mantendrá en los dos próximos años

BBVA Research, el servicio de estudios de BBVA, prevé que la economía catalana continúe su proceso de desaceleración y crezca un 2,1 % en 2018 y un 2 % en 2019, impactada por factores como la incertidumbre política, que podría reducir el crecimiento hasta 7 décimas este año y medio punto el próximo.

La entidad estima que Cataluña ha cerrado 2017 con un avance del 3 %, tres décimas menos que lo previsto en junio, y que esta tendencia a la baja se mantendrá en los dos próximos años, tras un ejercicio marcado por acontecimientos como los atentados de agosto en Barcelona y Cambrils (Tarragona) y la crisis política catalana.

En cualquier caso, el crecimiento previsto para 2018 y 2019 supondrá cinco años consecutivos de expansión y permitirá la creación de 136.000 puestos de trabajo y la reducción de la tasa de paro hasta el 9,6 % a finales de 2019, según recoge el informe "Situación Cataluña", que este lunes ha presentado el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso.

Distintas fuerzas apuntan hacia esta ralentización de la economía catalana, como son la reducción del consumo privado, la leve recuperación del precio del petróleo o el previsible incremento de los tipos de interés, a los que hay que sumar los dos factores no económicos citados anteriormente (política y atentados).

Según BBVA Research, el avance de la economía catalana se desaceleró entre una y dos décimas en el segundo semestre de 2017 y sus previsiones contemplan un crecimiento del PIB del 0,5 % en el primer trimestre del año, si bien los datos disponibles hasta ahora apuntan a un aumento del 0,7 %.

De hecho, la entidad abre la puerta a una mejora de las previsiones si factores como la afiliación a la seguridad social o las exportaciones mantienen una tendencia positiva y la situación política tiende a estabilizarse.

El informe de BBVA dedica una atención especial a los efectos de los atentados terroristas de agosto pasado, que han tenido una especial incidencia en el turismo.

Según Cardoso, el impacto de los atentados sobre el gasto privado se corrigió en pocas semanas, pero los efectos sobre el turismo podrían ser más elevados: durante este año, las visitas de turistas extranjeros podrían ser hasta un 2 % inferiores que si no se hubieran producido los actos terroristas.

"Los efectos a medio plazo son inciertos", recalca BBVA Research.

También la incertidumbre política ha tenido efectos visibles en variables como el turismo y el consumo, aunque por ahora de corta duración. Algunos indicadores, además, anticipan un efecto sobre la inversión, que podría traducirse en una menor actividad en próximos trimestres.

Este informe indica que el mantenimiento de la incertidumbre política podría reducir el crecimiento del PIB de Cataluña hasta 7 décimas en 2018 y hasta medio punto en 2019, y que podría torpedear la creación de 35.000 puestos de trabajo. EFE


Etiquetas: Catalunyaeconomia