Los planes de EEUU que acercan una posible guerra con China y Rusia

  18 Enero 2018    Leído: 221
Los planes de EEUU que acercan una posible guerra con China y Rusia

El Pentágono planea diseñar, a largo plazo, armas nucleares más flexibles y menos potentes, lo que aumentaría las opciones de ser utilizadas en una variedad más amplia de contextos, señala Newsweek citando a expertos en control de armas y a militares retirados.

Desde el Departamento de Defensa de Estados Unidos aseguran que desarrollar sistemas nucleares con potencia reducida y más pequeños les proporciona más flexibilidad a la hora de responder a "las amenazas de Rusia" y eleva el umbral nuclear: el punto en el que un país usa o usaría armas nucleares en un conflicto. El armamento nuclear del país norteamericano es "demasiado potente y demasiado pesado".

"Es importante que aumentemos la flexibilidad de nuestras opciones nucleares de baja potencia para poder disuadir una agresión regional externa y que resultemos creíbles", se dice en un borrador desclasificado del Pentágono sobre armas nucleares, citado por Newsweek.

Así, desde el Pentágono planean, "a largo plazo", construir dos nuevas armas nucleares para mantenerse a la altura del arsenal de Rusia y de China.

En concreto, el borrador hace referencia al diseño de nuevas ojivas nucleares de baja potencia para misiles submarinos Trident —los mismos que utilizan los sumergibles de clase Ohio— y al desarrollo de un nuevo misil nuclear antiaéreo de baja potencia que pueda ser lanzado desde una base en el mar.

"El documento del Pentágono es un caso de esquizofrenia. En él yace el deseo de lograr disuadir reforzando la creencia de que Estados Unidos puede acabar usando antes que los demás armas nucleares", dice el que fue en su día el consejero del expresidente estadounidense Barack Obama para asuntos sobre el control de armas, Jon Wolfsthal.

En su opinión, la nueva doctrina del Pentágono reducirá el umbral nuclear, ya que el Departamento de Defensa "tendrá más opciones sobre la mesa para usarlas y se verá más tentado a ello". Los planes del Departamento de Defensa aumentan el riesgo de un ataque nuclear y las posibilidades de una nueva guerra fría con Rusia, añade.

"Los líderes estadounidenses saben que existe una gran diferencia cualitativa entre las armas nucleares y las convencionales y que solo se deben usar las primeras en circunstancias excepcionales", asegura Robert Einhorn, experto en no proliferación nuclear y en control de armas. Considera que "los temores de que haya una guerra nuclear se están exagerando".

Su opinión la comparte uno de los jefes de seguridad nacional durante la Administración Bush, Robert Joseph. "Se trata de crear armas que sean más fáciles de usar y de ‘elevar la capacidad disuasoria' para que las armas nucleares no se acaben utilizando", señala a The Wall Street Journal.

Estados Unidos posee el segundo mayor arsenal nuclear, solo superado por Rusia, con casi 6.800 cabezas nucleares, pero a su Ejército se le considera el mayor del mundo, según Global Forepower Index. Por el momento, el país norteamericano parece estar decidido a seguir adelante con los planes del Pentágono "mientras Rusia y China modernizan su arsenal y Corea del Norte sigue mejorando su tecnología nuclear", concluye el rotativo.

Mientras tanto, Rusia ha destacado en repetidas ocasiones que sus armas no tienen el objetivo de atacar a nadie, sino de defender su territorio y a su población.

Sputnik

Etiquetas: