Cómo se ve el belicismo de EEUU desde Pyongyang

  12 Enero 2018    Leído: 436
Cómo se ve el belicismo de EEUU desde Pyongyang
El profesor ruso especializado en estudios orientales Alexander Vorontsov comparte en un artículo para 38 North su experiencia al discutir la posible guerra entre Pyongyang y Washington con los representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte.

En noviembre de 2017, Vorontsov —miembro de la comisión intergubernamental ruso-norcoreana para la cooperación económica y científica— tuvo la oportunidad de escuchar en primera persona lo que los diplomáticos norcoreanos piensan sobre la posibilidad de una guerra con EEUU.
Para el experto, han sido "unas discusiones aleccionadores", ya que todos los interlocutores coincidieron en que sus países "no querían una guerra, pero tampoco trataban de evitarla".
Además, los diplomáticos mostraron cierta preocupación de que Estados Unidos ya hubiera comenzado a prepararse para una guerra preventiva sin que se enteraran sus aliados surcoreanos. De todas maneras, Pyongyang toma con seriedad el posible enfrentamiento militar.

El profesor de la Academia de Ciencias Rusa subraya que la RPDC —las siglas oficiales de Corea del Norte— no está dispuesta a dar el primer paso hacia congelación de ensayos, ya que pretende que otros países respeten su soberanía incondicionalmente.

Los norcoreanos están convencidos de que los ejercicios recientes de EEUU y Corea del Sur no son rutinarios sino tienen por objeto prepararse para una operación militar en la península coreana.

Los funcionarios señalaron que la posición geográfica del país no permitiría que EEUU agrupara su fuerza de ataque de forma gradual y metódica sin que Pyongyang se diera cuenta de eso y lo interpretara como casus belli.

Por ello, consideran que el Pentágono está preparándose para una operación militar 'relámpago'.

Los recientes ensayos militares de magnitud sin precedentes —el simulacro conjunto Vigilant Ace— causan preocupación de que la hora del enfrentamiento militar "ya está por llegar".

Además, los interlocutores del experto expresaron su sorpresa de que la sociedad surcoreana no se daba cuenta de las ambiciones bélicas de Donald Trump. Parece que los surcoreanos "no creen que el presidente norteamericano esté dispuesto a desatar una guerra", mientras que en realidad la tensión está aumentando y EEUU se muestra listo para un conflicto, sin contar con una posible "enorme pérdida de vidas" en las dos Coreas.

Al fin y al cabo, los diplomáticos confirmaron que el país pretendía alcanzar "una paridad nuclear" con Estados Unidos. Sin embargo, Pyongyang no tiene motivos para utilizar sus armas en una agresión contra Washington, comprendiendo bien que un ataque por su parte acabará con la eliminación total de su país.

El propio hecho de que el establishment estadounidenses está considerando seriamente el peligro del 'primer ataque nuclear norcoreano', en sus propias palabras, deja "perplejos" a los norcoreanos, ya que equivale a considerar la posibilidad de la nación asiática de querer suicidarse en su totalidad.

Corea del Norte desarrolla su industria militar "para asegurar su sobrevivencia", y cree que al alcanzar un tipo de "paridad nuclear asimétrica" con EEUU, se podrá entablar un diálogo con Washington para llegar a algún consenso, según concluye Vorontsov. Sputnik

Etiquetas: #EEUU   #Pyongyang