Pekín desmiente informes sobre venta de petróleo a Pyongyang

  29 Diciembre 2017    Leído: 341
Pekín desmiente informes sobre venta de petróleo a Pyongyang
El Ministerio de Defensa de China desmintió los informes de que los barcos chinos venden supuestamente petróleo a Corea del Norte esquivando las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU.
"La postura de China sobre la península coreana está clara: abogamos por la desnuclearización de la península coreana, por mantener la paz y la estabilidad, así como por resolver el problema a través de unas negociaciones de paz", dijo el representante del Ministerio de Defensa, Ren Guoqiang.

Enfatizó que "el Gobierno de China y el Ejército de China cumplen plenamente las decisiones correspondientes de la ONU".

Anteriormente el periódico surcoreano Chosun Ilbo afirmó que los barcos cisterna chinos trasvasan petróleo a los buques de Corea del Norte.

Según el diario, las imágenes captadas por satélites de Estados Unidos muestran cómo los barcos chinos cargan petróleo en las embarcaciones norcoreanas en alta mar.
El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó hace una semana de forma unánime una resolución para imponer nuevas sanciones internacionales contra Pyongyang.

El documento, propuesto por Estados Unidos, amplía el embargo comercial a Corea del Norte y reduce aún más sus oportunidades de financiación desde el extranjero.

La resolución prevé también la congelación de activos y la prohibición de viajes para 19 personas y todo el Ministerio de las Fuerzas Armadas Populares.

Además, exige que todos los países miembros de la ONU repatríen a los migrantes laborales norcoreanos.
La adopción de la resolución significa que entra en vigor la prohibición de aumentar el suministro de petróleo crudo a Corea del Norte hasta más de cuatro millones de barriles anuales.

A partir del 1 de enero de 2018 se restringe también el suministro del casi 90% de los derivados de petróleo: Pyongyang podrá recibir solo hasta 500.000 barriles de gasolina, diésel, queroseno y todos los demás derivados, mientras que los Estados tendrán que informar al Consejo de Seguridad de esas exportaciones a Corea del Norte.

El documento prohíbe asimismo las exportaciones norcoreanas de alimentos, máquinas y equipos eléctricos, buques de transporte y algunas materias primas, entre ellas magnesita y madera, así como el suministro de equipamiento industrial, buques de transporte y metales al país asiático.

Sin embargo, el documento señala que las restricciones no afectan el suministro de carbón ruso a terceros países mediante el proyecto conjunto que prevé la construcción de un ferrocarril entre el puerto norcoreano de Rajin y la localidad fronteriza rusa de Jasán.

Corea del Norte disparó el 29 de noviembre un nuevo misil balístico intercontinental, Hwasong-15, supuestamente capaz de llevar una ojiva nuclear de gran tamaño a cualquier punto en territorio de EEUU.

Fue el primer misil lanzado por Corea del Norte desde el 15 de septiembre, aunque en los meses anteriores había realizado una quincena de pruebas de proyectiles balísticos, incluyendo los misiles balísticos intercontinentales capaces de alcanzar el territorio de EEUU, y el ensayo de una bomba de hidrógeno.

Etiquetas: