Venden por error en San Francisco una calle entera llena de mansiones por 90.000 dólares

  10 Agosto 2017    Leído: 231
Venden por error en San Francisco una calle entera llena de mansiones por 90.000 dólares

La asociación de vecinos, víctima de un limbo legal, intenta salvar sus viviendas mediante una demanda contra la ciudad y contra la pareja que hoy aparece como legítima dueña del urbanismo.

Una pareja estadounidense logró comprar a precio irrisorio toda una lujosa calle de la ciudad de San Francisco (EE.UU.) debido a un error en el proceso de pago de impuestos. En abril de 2015, Tina Lam y Michael Chang adquirieron por 90.000 dólares la propiedad, que incluye la calle Presidio Terrace y sus áreas comunes, al encontrar la oferta en una subasta de Internet realizada para recuperar una deuda de 994 dólares, informó 'The San Francisco Chronicle' este 7 de agosto.

La Asociación de Propietarios de Presidio, que detenta la propiedad desde 1905, envío por error los pagos de impuestos -de 14 dólares anuales- a una dirección equivocada, de un contador que no había trabajado para la asociación desde la década de 1980.

Lam y Chang, la pareja que se alzó con la subasta, superó a otros 73 licitadores: "Acabamos de tener suerte", dijo Chang al 'San Francisco Chronicle'. Ahora ambos se niegan a todo cuestionamiento legal y también a vender la calle: su intención es ganar dinero cobrando a los residentes de las mansiones de la calle por aparcar, "porque ahora están estacionando en mi propiedad", dijo Lam.

"El 99% de los propietarios en San Francisco saben lo que necesitan hacer, pagan sus impuestos a tiempo y mantienen su dirección de correo actualizada", dijo por toda respuesta Amanda Fried, portavoz del tesorero y recaudador de impuestos de la ciudad. Y, sin brindar otra opción, concluyó: "No hay nada que nuestra oficina pueda hacer".

Los residentes de la calle Presidio, por su parte, rechazan el encarcelamiento de sus viviendas. Acudieron a la Junta de Supervisores y han demandado tanto al Ayuntamiento de la ciudad como a la pareja compradora, en un intento de hacer anular la transacción porque los propietarios no fueron notificados de la subasta.

RT.actualidad

Etiquetas: