La prensa conservadora apuesta por el Brexit y agobia a Cameron

  15 Junio 2016    Leído: 169
La prensa conservadora apuesta por el Brexit y agobia a Cameron

Cuando llegó al Número 10 de Downing Street en 2010, David Cameron tuvo su coqueteo bisoño con el lado oscuro de la fuerza: la galaxia Rupert Murdoch. Era asiduo en cuchipandas del magnate australiano y su mano derecha, la inteligente (y taimada) pelirroja Rebekah Brooks, hoy recuperada por Murdoch tras caer en desgracia por el escándalo de las escuchas. El primer jefe de prensa de Cameron fue Andy Coulson, exdirector de «News of the world», al que tuvo que cesar por la polémica de las grabaciones y que llegó a ser condenado a 18 meses de cárcel.

Tras aquel síncope, Cameron se alejó de universo Murdoch, pero con su habitual diplomacia. En las generales del año pasado, los medios del editor australiano pidieron el voto para él y también lo apoyaron en el referéndum de Escocia (aunque «The Sun» tuvo el desdoro de pedir una cosa distinta a cada lado de la raya de la Unión). Pero ahora el problema del primer ministro es que en la campaña del referéndum la prensa de filiación tory está dejándose llevar por su corazón euroescéptico (eurófobo en algunos casos), que está situando por delante de su apoyo al líder conservador.

Aunque ha perdido fuelle, el amarillo «The Sun» es el primer periódico británico, con 1,7 millones de ejemplares, en un país donde la prensa en papel sigue pesando mucho. Acaba de pedir que se vote «Leave», en una portada chillona -la marca de la casa-, con editorial incorporado. Los lectores del tabloide de Murdoch no son un público muy politizado, de ahí la importancia de lo que les pueda indicar su diario, que lleva cuarenta años siendo furibundamente anti UE (fue sonada una portada de los 90 en que cubrieron la cara de Delors de detritus). Quedarse en la UE, escriben, «es peor para la inmigración, peor para nuestros trabajos, nuestros sueldos y nuestro modo de vida».


Como ejemplos de la calamidad que para ellos supone Europa, señalan que «Grecia está en bancarrota», Italia va de camino, «con consecuencias más graves», y «en España el 45% de los menores de 25 no trabaja». El título es BeLEAVE in Britain (juego de palabras entre «believe», creer, y «leave», salir). Lo presentan en grandes capitulares con la bandera británica de sombra.

Más grave para «Remain» es que el diario conservador serio de referencia, «The Daily Telegraph», que vende 480.000 ejemplares, aunque no ha pedido abiertamente que se vote «Leave», respira antieuropeismo en sus páginas. Según una encuesta de YouGov, el 60% de sus lectores votarán por irse.

Murdoch sabe que como empresario, para su lucro personal, el Brexit puede ser una pésima idea. Así que con su marca más respetable, el histórico «The Times», guarda la ropa y da una de cal y otra de arena. Se espera que al final el hermano mayor de «The Sun» abogue por la permanencia. Vende 407.000 ejemplares, y el año pasado rompió la tendencia general y hasta subió un poco. El 62% de sus lectores votarán «In» según la encuesta.


El segundo diario del país, el también amarillo «Daily Mail» (1,5 millones de ejemplares) es eurofóbico hasta la caricatura. En cuando a quienes sí están con Europa, tienen tanto prestigio como bajas ventas: «The Guardian» (165.000 ejemplares, que compensa con gran fortaleza en la web) y «Financial Times» (205.000). A mediados de mayo, el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo analizó casi mil artículos de la prensa británica y el 45% abogaban por el Leave, frente a solo un 23% que apostaban por Remain. El más pro Brexit era el «Daily Mail», seguido por los también populares «Daily Express», «Daily Star» y «The Sun». El tabloide laborista, el «Mirror», se cree que al final pedirá el voto por el «In». Pero sabedor de que Bruselas no agrada a su parroquia popular, evita el tema europeo en portada en la medida que puede.

Si con este panorama David Cameron gana, la influencia política de la prensa tabloide quedará en el alero.

Etiquetas: