Bernad quiere liquidar Manos Limpias y retirar todas las denuncias

  26 Abril 2016    Leído: 461
Bernad quiere liquidar Manos Limpias y retirar todas las denuncias
El sindicato está personado en un centenar de causas en juzgados y tribunales de toda España. Su líder ha comunicado en la cárcel a allegados su deseo de disolver la asociación.

El secretario general y líder de Manos Limpias, Miguel Bernad Remón, ha comunicado a su entorno más próximo su intención de liquidar el sindicato y retirar las docenas de denuncias que tiene presentadas o en trámite en este momento en juzgados y tribunales de toda España. Su intención es desistir de todas las personaciones en causas, denuncias o querellas en curso, incluida la del caso Nóos, que afecta a la infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarin y que ahora están siendo juzgados en la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca.

Bernad, de 74 años, ha comunicado esta voluntad a allegados que le han visitado en los últimos días en la prisión de Navalcarnero, en la que se halla internado por orden del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por su supuesta implicación, junto al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, en la denominada Operación Nelson (una supuesta trama de extorsión que habría utilizado Pineda para exigir dinero a bancos y empresarios a cambio de publicidad para sus medios).

Según estas fuentes, Bernad no ha hablado aún de este asunto con la abogada que interviene en nombre Manos Limpias en el caso Nóos, Virginia López Negrete, aunque ella ha manifestado, tras aflorar la Operación Nelson y la detención de Bernad, su intención de seguir adelante con la acusación contra la infanta. Manos Limpias está personada en este momento en decenas de procedimientos: aparte del caso Nóos, lo está en el tema de los ERE de Andalucía, en causas contra la familia Pujol, Gürtel, Púnica, en el Madrid Arena, tarjetas black y, en general, en casi todos los casos de corrupción abiertos hoy en España.

Tras la detención de Bernad hace diez días, la abogada López Negrete indicó que ella no tenía nada que ver con lo ocurrido en Manos Limpias y que no retiraría la acusación contra los implicados en el caso Nóos, a pesar de que algunas partes del proceso pidieron al tribunal de Palma de Mallorca que juzga a la infanta que apartase del juicio al sindicato. López Negrete indicó que seguiría adelante con la acusación popular "porque podría afectar a todo el procedimiento judicial". También sostuvo que en dicha causa representa "a muchísima ciudadanía", con independencia de que la acción procesal la esté ejerciendo en nombre de Manos Limpias, que pide ocho años de prisión para Cristina de Borbón por delitos fiscales. Fuentes judiciales, no obstante, entiende que la disolución legal de Manos Limpias, que es la que está personada en la causa, sí tendría incidencia en la vista en el caso de que esta se produjese antes de que finalice el juicio. López Negrete ha señalado que ella nunca ha estado contratada por Manos Limpias. "Y es cierto, pero sí hay anotaciones manuscritas en el sindicato de pagos dirigidos a ella por su actividad y asesoramiento al sindicato", destacan estos medios.

Bernard tiene en la actualidad 74 años y se halla "destrozado anímicamente" por su actual situación carcelaria, de ahí que haya expresado su intención de dedicarse a atender a su familia y, particularmente, a su madre, de edad muy avanzada, 104 años. Siempre según estos medios, el secretario general de Manos Limpias dice sentirse "impotente" ante todo lo sucedido, está "totalmente convencido de su inocencia" y cree que ha podido ser utilizado "por terceras personas en todo este entramado".


Etiquetas:


Noticias