Llamamiento a la ONU: "Hay que garantizar los derechos de las víctimas de las minas"

  14 Noviembre 2023    Leído: 777
Llamamiento a la ONU: "Hay que garantizar los derechos de las víctimas de las minas"

Las víctimas de las minas deben ser identificadas como un grupo vulnerable y sus derechos deben ser garantizados.

Esto fue declarado en el Centro de Ginebra de la ONU el 13 de noviembre durante las discusiones en la 31ª sesión del mecanismo de Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos (CDH) sobre el impacto de la agresión de las minas en los derechos humanos.

Antonio Stango, presidente de la Federación Italiana de Derechos Humanos (Fidu) que presentó en el acto un documento sobre "El devastador impacto de las minas terrestres en la protección de los derechos humanos en el Cáucaso Meridional", señaló la magnitud de la tragedia humanitaria que supone la contaminación por minas terrestres en Karabaj. Se hizo hincapié en que Azerbaiyán es el segundo país de Europa más contaminado por minas terrestres.

Como parte del análisis del informe, se indicó que, como resultado de 30 años de terror de minas por parte de Armenia, se ha violado gravemente el derecho internacional habitual y humanitario, así como los derechos humanos fundamentales. A.Stango declaró que todo ello impide el retorno de más de 700 mil ex desplazados internos azerbaiyanos a sus tierras natales, vulnera sus derechos a una vida sana, al trabajo y a la educación. Se señaló la importancia de poner en marcha un mecanismo internacional de derechos humanos y de proporcionar indemnizaciones a los ciudadanos azerbaiyanos afectados por la explosión de las minas.

El moderador del acto, el director ejecutivo de Universal Human Rights, Marc Limon, habló en su discurso de la importancia de identificar a las víctimas de las minas en el sistema internacional de derechos humanos como un grupo separado y especialmente vulnerable.

Thierry Vallet, organizador del acto y presidente de Cap Liberté de Conscience, que apoyó la idea, declaró que durante la visita de sus colegas a la ciudad liberada de Aghdam a principios de este año, habían sido testigos de que el cementerio y los monumentos religiosos habían sido minados, lo que había causado principalmente víctimas civiles. Pidió a Armenia que cooperara con Azerbaiyán en el desminado humanitario posterior al conflicto.

La representante de Bosnia-Herzegovina, la activista de derechos humanos Leyla Alajbegovic, que defiende los derechos de las víctimas de las minas, propuso no sólo reconocer los derechos de las víctimas de las minas en el ámbito de la ONU, sino desarrollar un mecanismo de compensación para restablecer sus derechos. Cabe señalar que Bosnia y Herzegovina es el país más afectado de Europa por la contaminación de minas.

"Si los responsables del terror de las minas en Bosnia y Karabaj no se pagan indemnizaciones, este estilo inhumano de guerra seguirá destruyendo el futuro de millones de personas en otras partes del mundo", declaró Leyla Alajbegovic.

Al presentar el informe final en el acto, el embajador en Misión Especial del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Azerbaiyán, Elshad Iskandarov, señaló que, como resultado de casi 30 años de ocupación armenia, una décima parte del territorio del país fue minado deliberadamente por Armenia, y en estos territorios se colocaron más de 1,5 millones de minas. Tras la Segunda Guerra del Karabaj, la parte armenia se negó categóricamente a facilitar información sobre las minas sembradas, y después, ante la insistencia de los dirigentes azerbaiyanos, entregó mapas de los campos minados, pero al examinarlos se descubrió que sólo eran precisos en un 25%.

Tras afirmar que sólo en el periodo posterior al conflicto más de 300 personas se convirtieron en víctimas de la explosión de minas como consecuencia de esta postura criminal de la Ereván oficial, Elshad Iskandarov hizo hincapié en la necesidad de enviar una inspección a Armenia en el marco de un mecanismo internacional especial y obtener información precisa sobre las acciones de este país en materia de minas contra Azerbaiyán.

"Cada día que la comunidad internacional prolonga la presión sobre Armenia para que facilite esta información provoca nuevas víctimas humanas, impide el regreso de cientos de miles de personas a sus hogares y retrasa el proceso de establecimiento de la paz en la región", declaró el embajador.

Los participantes en el acto decidieron hacer una declaración conjunta en la sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos exigiendo la necesidad de reconocer y garantizar los derechos de las víctimas de las minas.


Etiquetas:


Noticias