Armenia debería tomar medidas reales para firmar tratado de paz, dice Sahiba Gafarova

  22 Noviembre 2022    Leído: 222
 Armenia debería tomar medidas reales para firmar tratado de paz, dice Sahiba Gafarova

La presidenta de Milli Majlis, Sahiba Gafarova, pronunció un discurso en la 43ª Asamblea General de la Asamblea Interparlamentaria de la ASEAN (AIPA) que tuvo lugar en Phnom Penh, la capital de Camboya, dijo a AzVision el departamento de prensa y relaciones públicas de Milli Majlis.

La señora presidenta saludó a todas las delegaciones asistentes en nombre del parlamento de la República de Azerbaiyán y agradeció al jefe de la Asamblea Nacional del Reino de Camboya y al presidente de AIPA, Heng Samrin, por la invitación a esta sesión y por su hospitalidad.

Azerbaiyán concede gran importancia a sus relaciones con los países del sudeste asiático y tiene como objetivo profundizar aún más la cooperación bilateral y multilateral con ellos. Estamos convencidos de que la mejora de los lazos con los parlamentarios de los Estados miembros de la ASEAN agregará una dimensión importante a las relaciones ya existentes, servirá para fortalecer aún más la cooperación entre nuestros países y pueblos, y también contribuirá a la paz, la solidaridad y la sostenibilidad y desarrollo, dijo la señora Gafarova.

Ubicado en el Cáucaso Sur, una encrucijada entre el este y el oeste, Azerbaiyán es dueño de antiguas tradiciones de estado de las que dependía el pueblo azerbaiyano cuando se estableció la primera república parlamentaria democrática en el este musulmán en 1918. Ese mismo año y mucho antes de lo que podía hacer la mayoría de los países occidentales, Azerbaiyán dio a las mujeres el sufragio. Lamentablemente, la República Democrática de Azerbaiyán solo vivió 23 meses. Sin embargo, nuestro país pudo recuperar la independencia y así iniciar una nueva época en su historia en 1991.

Azerbaiyán sigue un rumbo político independiente basado en las normas y principios del derecho internacional actual. La igualdad, la confianza mutua y la cooperación mutuamente ventajosa son los elementos esenciales de las relaciones bilaterales y multilaterales. Azerbaiyán es un socio confiable que contribuye a su manera al mantenimiento de la seguridad energética e implementa proyectos que conectan el Este y el Oeste. Los grupos que profesan diferentes religiones y tienen diversos antecedentes étnicos han vivido en paz y amistad en el país durante siglos. El multiculturalismo es una forma de vida en nuestra nación. El respeto por las diferentes culturas, credos y razas está arraigado en el sistema de valores morales de Azerbaiyán, continuó la Sra. Gafarova.

Como miembro consciente de la comunidad internacional, Azerbaiyán no escatima esfuerzos para contribuir al mantenimiento de la paz en todo el mundo y al fomento de la cooperación y el progreso mundiales. Azerbaiyán es un presidente exitoso del Movimiento de los Países No Alineados, la segunda organización del mundo en tamaño después de las Naciones Unidas, y ha sido autor de las iniciativas destinadas a fortalecer la solidaridad mundial y abordar problemas universales como los generados por COVID-19, por ejemplo.

Actuando como presidente del Movimiento de Países No Alineados, el presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, ha presentado una iniciativa para reforzar la dimensión parlamentaria de la organización, que es una muestra de la importancia que nuestro estado encuentra en la cooperación interparlamentaria a nivel mundial. La Red Parlamentaria del Movimiento de Países No Alineados se estableció en Madrid en noviembre de 2021 y tuvo su primera conferencia en Bakú en junio de este año. Habiendo mencionado eso, Sahiba Gafarova declaró como presidenta de la Red Parlamentaria que estaba preparada para entablar vínculos activos con los otros foros parlamentarios, incluida la AIPA, en aras de lograr nuestros objetivos comunes.

El 20% de los territorios internacionalmente reconocidos de Azerbaiyán estuvieron bajo la ocupación de nuestra vecina Armenia durante casi 30 años. Lamentablemente, las numerosas resoluciones y decisiones de organizaciones internacionales que no excluyen las resoluciones de la ONU, todas exigiendo la retirada de las tropas armenias de los territorios de Azerbaiyán, quedaron en el papel.

Armenia llevó a cabo una limpieza étnica en estos territorios, lo que provocó que más de un millón de azerbaiyanos se convirtieran en refugiados y desplazados. Casi 4.000 ciudadanos azerbaiyanos siguen desaparecidos desde los tiempos de la Primera Guerra de Karabaj. Durante los años de ocupación, Armenia destruyó deliberadamente todas nuestras ciudades y pueblos, destrozó todos los sitios históricos, culturales y religiosos de Azerbaiyán. Aghdam, una vez la ciudad más grande de Karabaj, fue destruida hasta tal punto que los expertos internacionales la llamaron "Hiroshima del Cáucaso".

Azerbaiyán restauró su integridad territorial, así como las normas del derecho internacional y la experiencia histórica, al mismo tiempo que hizo cumplir las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU sin ayuda de nadie en 2020. Esas tierras se están restaurando y reconstruyendo a gran escala ahora; han sido declaradas zona de energía verde donde se están construyendo ciudades y pueblos inteligentes. Los proyectos de infraestructura y transporte están cobrando vida. Las primeras familias de ex desplazados internos ya han comenzado a regresar a sus hogares. En cuanto a la apertura del Corredor Zangazur, a su vez, mejorará enormemente el potencial de transporte de toda la región.

Sin embargo, existen serios obstáculos que este proceso debe superar para continuar. Uno de ellos es la presencia de más de un millón de minas que Armenia había sembrado en esas tierras. Casi 270 azerbaiyanos han muerto o han sido mutilados por explosiones de minas desde el final de la Segunda Guerra de Karabaj hace dos años.

Al concluir su discurso, la presidenta del Milli Majlis dijo a los asistentes a la asamblea que precisamente Azerbaiyán se esfuerza, a pesar de haber sido víctima de la ocupación, por instalar una paz y una estabilidad duraderas en la región. Además, Azerbaiyán ha invitado a Armenia a normalizar las relaciones y firmar un tratado de paz que se basaría en cinco principios del derecho internacional. Sin embargo, la postura de Armenia es bastante destructiva; Armenia, además, está haciendo afirmaciones controvertidas que afectan negativamente a todo este proceso. Y luego, Armenia debe abstenerse de tales movimientos y, más bien, debe tomar medidas reales para firmar ese tratado de paz porque hacerlo es la única forma de garantizar la paz y la estabilidad a largo plazo en la región, enfatizó Sahiba Gafarova.


Etiquetas:


Noticias