Gigante energético de Turquía se prepara para la transición a la energía limpia

  25 Noviembre 2021    Leído: 412
  Gigante energético de Turquía se prepara para la transición a la energía limpia

Tupras proyecta reducir sus emisiones de carbono en un 27% en 2030 y en un 35% en 2035, en comparación con los niveles de 2017, antes de convertirse en carbono neutral en 2050.

El gigante energético turco Tupras anunció este miércoles que planea invertir USD 5.000 millones para 2035 y USD 10.000 millones en total para 2050 en el marco de su Plan de Transición Estratégica.

El plan hace parte del Programa de Transición del Carbono de la empresa matriz Koc Holding y representa un intento de Tupras de disminuir su huella de carbono, reporta AZERTAC refiriéndose a Agencia Anadolu.

El programa busca dar pasos factibles para combatir la crisis climática y para que la empresa se convierta en carbono neutral para 2050.

Tupras proyecta reducir sus emisiones de carbono un 27% en 2030 y un 35% en 2035, en comparación con los niveles de 2017, antes de convertirse en carbono neutral en 2050. Todo esto gracias a sus inversiones en nuevos recursos energéticos y proyectos de eficiencia energética.

Principalmente, la empresa invertirá en nuevos recursos energéticos como combustibles de aviación sostenibles, hidrógeno verde y electricidad sin carbono.

“En el nuevo periodo nos centraremos en el refinado sostenible, los biocombustibles, la electricidad sin carbono y el hidrógeno verde”, dijo el gerente general de Tupras, Ibrahim Yelmenoglu, durante una rueda de prensa.

“Nuestro lado fuerte, el refinado, será el principal impulsor de nuestra transición”, agregó Yelmenoglu.

Tupras destinará casi USD 2.300 millones para 2035 a proyectos de eficiencia energética, modernización, descarbonización y producción de valor agregado, según Yelmenoglu, mientras que se espera que la refinación constituya el 90% del margen operativo de la compañía para 2030 y el 70% entre 2030 y 2035.

“La mayoría de los recursos que obtendremos de la refinación se transferirán a nuevas áreas y reducirán nuestra huella de carbono, mientras que nuestro objetivo es continuar con nuestra política de pago de dividendos elevados”, explicó Yelmenogulu.

El gerente señaló que, con el tiempo, el hidrógeno se convertirá en su principal producto comercial, en lugar de solo un producto secundario en nuestro proceso de producción.

La compañía apunta a proporcionar a los consumidores electricidad sin carbono, con planes para tener un gigavatio (GW) de capacidad instalada para 2030 y 2,5 GW para 2035.

Tupras opera cuatro refinerías repartidas en las provincias de Kocaeli, Izmir, Kirikkale y Batman, con una capacidad total de procesamiento de petróleo crudo de 30 millones de toneladas por año.


Etiquetas: Turquía  


Noticias