Irán cerró temporalmente la central nuclear de Bushehr tras un “fallo técnico”

  21 Junio 2021    Leído: 158
Irán cerró temporalmente la central nuclear de Bushehr tras un “fallo técnico”

Equipada con un reactor de 1.000 MW, la planta fue construida por Rusia y entró en funcionamiento en 2013. Las autoridades persas no han explicado lo que ocurrió en el lugar.

La única central nuclear de Irán, situada en la ciudad de Bushehr (sur), fue cerrada el lunes durante “unos días” tras un “fallo técnico” de naturaleza no especificada, informó la Organización de la Energía Atómica de Irán (OIEA).

“Tras un fallo técnico en la central de Bushehr (...) se paró temporalmente y se desconectó de la red eléctrica nacional”, dijo la OIEA en un comunicado emitido el domingo por la noche.

“Naturalmente, después de que se corrija ese fallo técnico, la planta volverá a conectarse a la red eléctrica nacional”, añadió el texto.

Equipada con un reactor de 1.000 MW, la planta fue construida por Rusia y entró en funcionamiento en 2013.

Bushehr es un puerto en el Golfo, más cercano a las capitales de varias monarquías en la Península Arábiga que a Teherán, por lo que la central, construida en una zona donde los terremotos son frecuentes, preocupa a estos estados.

Los países árabes del Golfo vecinos de Irán expresaron en repetidas ocasiones su preocupación por la fiabilidad de la central y sobre el riesgo de fugas radiactivas en caso de un gran terremoto.

En abril, la región de Bushehr fue sacudida por un sismo de magnitud 5,8 según el instituto geológico estadounidense USGS que dejó cinco heridos, según los medios oficiales iraníes.

“Todas las instalaciones, equipos y edificios de la central nuclear de Bushehr se encuentran en perfecto estado y sus actividades no fueron interrumpidas” por el terremoto, indicó entonces el departamento de relaciones públicas de la central, citado por la agencia oficial Irna.

Según la compañía nacional de distribución de electricidad, la planta de Bushehr está siendo sometida a trabajos de “reparación” de naturaleza no especificada que podrían durar hasta el final de semana (el viernes en Irán).

La compañía pidió a los iraníes limitar su consumo para no saturar la red durante este periodo de mucho calor.

En mayo, Teherán y varias de las principales ciudades iraníes sufrieron apagones, que los medios locales atribuyeron a una sequía que afectó a la generación de energía hidroeléctrica así como al minado de criptomonedas, una actividad informática que consume mucha energía.

El entonces presidente Hasan Rohani dijo en mayo que el minado había sido prohibido hasta el final del verano.

En 2016, empresas rusas e iraníes comenzaron a construir otros dos reactores de 1.000 MW en Bushehr.

El país, gran productor de petróleo y gas, quiere construir hasta 20 centrales nucleares para diversificar sus recursos energéticos y depender menos de los combustibles fósiles para el consumo interno.

Tras años de tensiones por su controvertido programa nuclear, Irán llegó a un acuerdo en Viena en 2015 con la comunidad internacional

El pacto ofrecía a la República Islámica un alivio de las sanciones occidentales y de la ONU a cambio de su compromiso de no adquirir armas atómicas y de una drástica reducción de su programa nuclear, bajo estricto control de la ONU.

Pero el acuerdo fue terminado en 2018 por decisión del ex presidente estadounidense Donald Trump de retirarse del mismo y restablecer las sanciones estadounidenses que el pacto había levantado.

Ahora se están llevando a cabo negociaciones en Viena para intentar salvarlo mediante la reincorporación de Estados Unidos.

Con información de AFP


Etiquetas: