Hoy se celebra el primer “Charsanba” del Novruz

  23 Febrero 2021    Leído: 958
 Hoy se celebra el primer “Charsanba” del Novruz

Novruz en Azerbaiyán (Azerbaijani: Novruz Bayramı) es una fiesta tradicional que celebra el Año Nuevo y la llegada de la primavera. Cuando Azerbaiyán formaba parte de la Unión Soviética, la celebración del Novruz era generalmente no oficial y a veces incluso prohibida. Actualmente en Azerbaiyán, el Novruz se trata como una fiesta oficial. De conformidad con el artículo 105 del Código del Trabajo de Azerbaiyán aprobado en 2006, los trabajadores reciben cinco días de descanso para el Novruz. Después del vecino Irán, Azerbaiyán es el país que más días públicos celebra y el que más tiempo lleva en relación con el Novruz, con un total (incluido el fin de semana) de 5 días, reporta AZERTAC.

Por lo general, la preparación para el Novruz comienza un mes antes del festival. Cada martes la gente celebra el día de uno de los cuatro elementos - agua, fuego, tierra y viento. La gente hace la limpieza de la casa, planta árboles, prepara nuevos vestidos, pinta huevos y hace pasteles nacionales como el shekerbura, pakhlava, shorgoghal, además de una gran variedad de cocina nacional. El trigo se fríe con kishmish (pasas) y nueces (govurga). Como tributo a las creencias preislámicas zoroástricas, todos los martes durante las cuatro semanas anteriores a la fiesta, los niños saltan sobre pequeñas hogueras y se encienden velas. En la víspera de la fiesta, las tumbas de los parientes son visitadas y atendidas.

En el período de Novruz se celebran en reuniones musicales diversos juegos y espectáculos tradicionales como "Kos-kosa" (simboliza la llegada de la primavera), "Khidir Ilyas" (símbolo de la fertilidad y el florecimiento) y la adivinación del futuro. Los cantantes folclóricos cantan canciones mientras los luchadores ponen a prueba su fuerza.

Novruz es una fiesta familiar. La noche antes de la fiesta, toda la familia se reúne alrededor de la mesa de fiestas con varios platos para hacer rico el Año Nuevo. La fiesta se prolonga durante varios días y termina con bailes públicos festivos, concursos de deportes nacionales y otros entretenimientos como los de las bandas de música folclórica.

La decoración de la mesa festiva se conoce como khoncha. En el centro se coloca una gran bandeja de plata o cobre con samani - brotes verdes de semillas de trigo - y velas y huevos teñidos. La costumbre dicta que la mesa debe ser puesta con al menos siete platos.

Los cuatro últimos martes del invierno (normalmente comienza el último martes de febrero) antes de Novruz son celebrados por los azerbaiyanos y llamados "Charshanba". Según las tradiciones azerbaiyanas, "Charshanbas" indica el final del invierno y el comienzo de la primavera. Según la creencia popular, el primer "Charshanba" representa el agua y celebra su naturaleza purificadora.

El segundo "Charshanba" se relaciona con el elemento del fuego. Se cree que la acción de saltar sobre las hogueras y encender velas renueva a la persona y la purifica de la enfermedad, permitiéndole comenzar la primavera con positividad.

El tercer "Charshanba" en la tradición azerbaiyana representa el viento, que trae el comienzo de la primavera en el aire. En algunas regiones occidentales de Azerbaiyán, la gente llama a este día Miércoles Negro. Se supone que los azerbaiyanos visitan y restauran las tumbas de sus familiares

La cuarta y última "Charshanba" representa a la tierra, conocida como "Torpag Chershenbesi" o "Ilakhir Charshanba". Se cree que en este día la naturaleza revive de nuevo. Los azerbaiyanos consideran que este Charshanba es el más importante de los cuatro y tienen tradiciones especiales relacionadas con este día. Por ejemplo, debe haber siete variedades de alimentos en la mesa y todos sus nombres deben comenzar con la letra "s" en azerbaiyano, como sumakh (una especie de especia), sud (leche), sirke (vinagre), samani (preparado a base de trigo), y así sucesivamente. Los cuentos populares dicen que en la noche de la cuarta Charshanba, es posible que las jóvenes vean a sus futuros maridos acercándose a un espejo con una vela en las manos. Los niños llaman a las puertas de las casas vecinas y dejan sus sombreros o bolsas, esperando dulces y postres especialmente preparados para la fiesta, como shakarbura y pakhlava.


Etiquetas: