El Representante Permanente de Azerbaiyán ante ONU en el debate del Consejo de Seguridad sobre los crímenes de guerra de Armenia

  27 Junio 2020    Leído: 572
  El Representante Permanente de Azerbaiyán ante ONU en el debate del Consejo de Seguridad sobre los crímenes de guerra de Armenia

Durante la actual agresión de Armenia contra Azerbaiyán se cometieron graves violaciones del derecho internacional humanitario.

AZERTAC informa que así lo declaró el Representante Permanente de Azerbaiyán ante las Naciones Unidas, Yashar Aliyev, en el debate abierto del Consejo de Seguridad sobre la protección de los niños en los conflictos armados.

En su discurso, el diplomático azerbaiyano señaló que, a pesar de algunos progresos realizados en la respuesta y la prevención de las graves violaciones cometidas contra los niños, siguen existiendo graves problemas.

Los esfuerzos efectivos para proteger a los niños no deben ser selectivos y deben abarcar todas las situaciones de conflicto armado sin distinción, incluidos los conflictos prolongados. No deben pasarse por alto los errores del pasado reciente, como los ataques a escuelas y hospitales, el asesinato y la mutilación de niños, el desplazamiento forzoso y el secuestro de niños.

Y. Aliyev declaró que la política de la parte armenia en relación con las tierras quemadas incluía la limpieza étnica de los territorios ocupados de todos los azerbaiyanos que vivían en ellos, así como el asesinato o las heridas brutales de miles de civiles, incluidos niños. Durante más de treinta años, Azerbaiyán ha tenido una de las mayores comunidades de refugiados y desplazados del mundo, muchos de los cuales son niños. Para comprender la magnitud de la destrucción causada por la agresión es necesario prestar atención al hecho de que en los territorios ocupados de Azerbaiyán fueron saqueados y destruidos más de 900 asentamientos, 150.000 viviendas, 693 escuelas secundarias y 855 instituciones preescolares.

Y. Aliyev observó que, tras el establecimiento de la cesación del fuego en 1994, las fuerzas armadas armenias siguieron bombardeando zonas densamente pobladas de Azerbaiyán situadas a lo largo o más lejos de la línea del frente, contribuyendo así a la muerte de civiles y destruyendo bienes de carácter civil, incluidas viviendas, escuelas y jardines de infancia.

Además, a principios de 2020 se habían registrado 3.389 ciudadanos azerbaiyanos desaparecidos como consecuencia del conflicto, incluidos 719 civiles. De estos, 71 son niños. De las 3.889 personas desaparecidas, se descubrió que 871 habían sido capturadas o tomadas como rehenes, incluidos 267 civiles, 29 de los cuales eran niños. Armenia viola el derecho internacional al negarse a dar cuenta de las personas desaparecidas bajo su control y al negarse a realizar una investigación rápida y efectiva para encontrarlas.

El diplomático azerbaiyano observó que el informe exhaustivo sobre los crímenes de guerra en los territorios ocupados de Azerbaiyán y la responsabilidad de Armenia (A / 74/676-S / 2020/90), publicado recientemente, contiene pruebas convincentes sobre el alcance, la diversidad y la secuencia de varios crímenes de guerra cometidos por Armenia. Algunos de los delitos considerados en el informe equivalían al delito de genocidio, ya que los azerbaiyanos étnicos habían sido objeto de ataques debido a su nacionalidad y/o etnia, y la intención era destruir parcialmente este grupo. Los hechos que figuran en el informe exigen la adopción de medidas inmediatas por las Naciones Unidas y la comunidad internacional en su conjunto para garantizar la rendición de cuentas de conformidad con la responsabilidad jurídica internacional de los Estados y el derecho penal internacional.


Etiquetas: