Un hombre sale en libertad después de pasar 15 años en prisión por un asesinato que no cometió gracias a un nuevo análisis de ADN

  15 Febrero 2020    Leído: 433
Un hombre sale en libertad después de pasar 15 años en prisión por un asesinato que no cometió gracias a un nuevo análisis de ADN

Ricky Davis fue sentenciado en el 2005 a cadena perpetua por el asesinato de Jane Hylton, cometido en 1985.

Un hombre de California (EE.UU.) que pasó 15 años en prisión, por un asesinato que no cometió, fue puesto en libertad este jueves después de que las autoridades utilizaran unas técnicas de ADN recientemente desarrolladas que condujeron al arresto de un nuevo sospechoso.

Ricky Davis fue sentenciado en el 2005 a cadena perpetua por el asesinato en 1985 de la columnista Jane Hylton, de 54 años. El cuerpo de la mujer fue encontrado dentro de la casa que compartía con su hija adolescente, el propio Davis, y su novia. La víctima fue apuñalada 29 veces. Por su parte, Davis, ahora de 54 años, siempre había mantenido su inocencia, informa AP.

"Por un lado, tenemos el sistema funcionando de la peor manera posible. Por otro, tenemos la evolución de la tecnología en términos de genealogía genética, que llevó a Davis a ser liberado y un nuevo sospechoso arrestado esta semana", declaró el fiscal de distrito del condado de El Dorado, Vern Pierson.

Asimismo, informó que el nuevo arrestado, Michael Green, de 51 años, era un menoren el momento del asesinato, y uno de los tres amigos que estuvieron con la hija de la víctima la noche del asesinato.

Davis, por su parte, ahora tiene derecho a más de 750.000 dólares en compensación estatal por haber sido condenado injustamente, que equivalen a 140 dólares por cada día que pasó tras las rejas.

El asesinato
Jane Hylton, fue encontrada muerta el 7 de julio de 1985, después de haber sido apuñalada 29 veces y mordida en el hombro dentro de la casa situada en El Dorado Hills. Su cuerpo fue encontrado por su hija —que entonces tenía 13 años—, Davis y su novia Dahl. Aquella noche la pareja regresó de una fiesta de cumpleaños y se encontró a la hija de Hylton esperando afuera. La joven dijo que había salido con un grupo de amigos y tenía miedo de encontrarse a su madre enfadada por volver tarde.

Cuando los tres entraron en la casa, Davis vio sangre en el pasillo, afuera del dormitorio principal, y encontró el cuerpo de Hylton en la cama. El crimen fue inmediatamente denunciado y los tres sostuvieron que no estaban involucrados en el asesinato y no sabían quién lo había cometido. El caso quedó sin resolver hasta que los detectives lo reabrieron a fines de 1999.

Acusaciones contra Davis
El fiscal Pierson reveló que Dahl acabó cambiando sus declaraciones, después de haber sido interrogada varias veces con "técnicas de interrogatorio agresivas" por parte de la Policía, acusando a Davis e inculpándose ella misma en la muerte de Hylton.

Técnicas de ADN
Las nuevas pruebas detectaron un ADN masculino desconocido en el camisón de la víctima, cerca de la marca de la mordida, que coincidía con el que fue encontrado debajo de las uñas de la mujer. Esas pruebas excluyeron a Davis, Dahl y a la hija de Hylton. Posteriormente, a través de sitios web genealógicos disponibles públicamente, las autoridades pudieron construir un árbol genealógico que condujo al arresto de un nuevo sospechoso.

Asimismo, Davis se convirtió en la primera persona en California, y segunda en EE.UU., en ser exonerada con la ayuda de la genealogía genética: la combinación de análisis de ADN e investigación del árbol genealógico, según Anne Marie Schubert, fiscal de distrito en el vecino condado de Sacramento.


Etiquetas: