El PNUD, SOCAR y BP respaldan el proyecto de la plantación de árboles para luchar contra el cambio climático en Azerbaiyán

  19 Septiembre 2019    Leído: 329
  El PNUD, SOCAR y BP respaldan el proyecto de la plantación de árboles para luchar contra el cambio climático en Azerbaiyán

Según AZERTAC, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la compañía petrolera estatal de Azerbaiyán, SOCAR colaboraron con BP en una campaña de plantación de árboles para combatir el cambio climático y reducir la huella ambiental de los sectores industriales de la economía, antes de la Cumbre sobre la Acción Climática de las Naciones Unidas de la próxima semana. Lanzada por SOCAR, la campaña de plantación de árboles tiene como objetivo plantar 30.000 árboles en 25 hectáreas de terreno, que ahora se convertirá en una nueva zona boscosa en Garadag, uno de los distritos menos boscosos y más industrializados de Bakú.

Una ceremonia de plantación de árboles tuvo lugar en el Centro de Gestión de Residuos de SOCAR con la participación del representante residente del PNUD, Alessandro Fracassetti, el presidente de SOCAR Rovnag Abdullayev, la vicepresidenta de SOCAR para la ecología, Rafiga Huseynzade, y el presidente regional de BP para Azerbaiyán, Georgia y Turquía, Gary Jones. Al reconocer la importancia de una respuesta oportuna a los efectos negativos de los problemas ambientales críticos, los jefes de la misión del PNUD en Azerbaiyán, SOCAR y la oficina regional de BP examinaron las mejores maneras de apoyar los esfuerzos de Azerbaiyán para luchar contra el cambio climático, capitalizando las medidas de eficiencia energética y el potencial del país para las energías alternativas y renovables.

La campaña de plantación de árboles comienza en Bakú en vísperas del próximo Día del trabajador petrolero, el 20 de septiembre, y del 25º aniversario del histórico acuerdo de reparto de la producción de Azerbaiyán, el Contrato del Siglo firmado con un consorcio de compañías petroleras extranjeras, que convirtió a Azerbaiyán en un centro energético estratégico del mundo.

La ceremonia de plantación de árboles fue posible gracias a las contribuciones de SOCAR, BP, así como al proyecto conjunto del PNUD y SOCAR sobre Acciones Nacionales Apropiadas de Mitigación (NAMA) financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM).

Iniciado en 2015, el proyecto NAMA ha ayudado a Azerbaiyán a mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y a aplicar medidas de eficiencia energética en tres áreas clave de intervención: en edificios, sistemas de transporte y a través de la captación de gases asociados.

El resultado de cuatro años de intenso trabajo es que la superficie total de 10.000 metros cuadrados de los edificios administrativos y de servicios de SOCAR ha sido modernizada y equipada con equipos de ahorro energético y electrodomésticos respetuosos con el medio ambiente, como ventanas energéticamente eficientes, sistemas de ventilación y aislamiento térmico y calefacción por suelo radiante, entre otros. En total, la rehabilitación de estos edificios contribuyó a reducir las emisiones de dióxido de carbono en 200 toneladas al año, al tiempo que se reducía el consumo de energía en un 35%, lo que benefició a más de 2.500 personas.

Además del diseño de edificios energéticamente eficientes, el proyecto también ha introducido tecnologías de conducción sostenibles y respetuosas con el medio ambiente en Azerbaiyán, incluidos simuladores de conducción ecológica y coches híbridos que ayudan a transformar la energía de la combustión de combustible en energía eléctrica. Junto con la oferta de creación de capacidad del proyecto para aproximadamente 1.200 conductores, estas medidas de conducción sostenible pueden reducir las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos entre un 10 y un 15 por ciento.

En el asentamiento de Gala de Bakú, el proyecto también ha apoyado el establecimiento del primer Centro de Eficiencia Energética de Azerbaiyán que se convertirá en un centro de gestión de conocimientos sobre prácticas y servicios de eficiencia energética, que también ofrecerá capacitación especializada para la creación de capacidad a trabajadores petroleros, académicos, profesores y estudiantes con experiencia en tecnología energética.

Teniendo en cuenta la necesidad de prácticas climáticas más sólidas y de pasar de la dependencia de los combustibles fósiles a fuentes alternativas de energía en Azerbaiyán, el PNUD ha construido 63 plantas solares de kilovatios en las instalaciones de SOCAR en Gala, Garadag y Sumgayit, y 24 turbinas eólicas de 24 kilovatios en las proximidades del Centro de Gestión de Residuos de Garadag. La mayor parte de ella se utiliza actualmente para fines de iluminación y constituye una alternativa más segura, limpia y fiable a la electrificación convencional.


Etiquetas: