Pekín advierte que no aceptará discusiones comerciales con Washington basadas en la desigualdad

  23 Mayo 2019    Leído: 485
Pekín advierte que no aceptará discusiones comerciales con Washington basadas en la desigualdad

China afirma que se mantendrá firme "hasta el final" si EE.UU. decide ejercer la máxima presión en las negociaciones.

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, ha declarado que su país no cederá en las negociaciones con EE.UU. si la nación norteamericana toma una postura denigrante en torno al gigante asiático.

"Si EE.UU. quiere establecer un diálogo chino-estadounidense en torno a cuestiones comerciales y económicas sobre la base de la desigualdad, China ciertamente no lo puede aceptar", aseveró Wang durante una reunión de cancilleres de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) en Biskek, Kirguistán.

Guerra comercial: las empresas estadounidenses que huyen de China no vuelven a su país
"Ningún acuerdo desigual puede ser establecido y es imposible que obtenga aprobación. Si EE.UU. se dispone a negociar en condiciones de igualdad, la parte china abrirá sus puertas. Si EE.UU. decide ejercer una presión extrema, China le acompañará resueltamente hasta el final", añadió el diplomático.

En su última vuelta de negociaciones, ambas potencias no lograron alcanzar un consenso y Washington dio un paso más hacia una escalada de tensiones comerciales. Wang hizo hincapié en que la postura de Pekín no solo tiene como objetivo proteger sus intereses, sino que busca mantener en pie las normas de las relaciones internacionales y resguardar el sistema de libre comercio mundial.

Este 10 de mayo EE.UU. elevó del 10 % al 25 % los aranceles sobre una serie de mercancías chinas importadas por un valor de 200.000 millones de dólares al año.
El presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó también prepararse para nuevos aranceles por valor de 325.000 millones de dólares anuales a otros productos chinos que hasta ahora no estaban sujetos a impuestos.
Pekín respondió anunciando un plan para incrementar los impuestos a importaciones estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares al año, que empezará a aplicarse el 1 de junio.

RT


Etiquetas: China   EEUU