El coche autónomo abre la puerta a nuevos negocios 

  03 Mayo 2019    Leído: 586
El coche autónomo abre la puerta a nuevos negocios 

Los vehículos sin conductor generarán una ingente cantidad de datos que deberán tratarse adecuadamente.

n 2025 más del 68% de los vehículos que se vendan incorporarán algún tipo de conectividad y los 10 millones de coches que circularán en esa fecha por España generarán 40.000 petabytes al día. Esta ingente cantidad de datos, que aumentará aún más con el coche autónomo (sin conductor), generará nuevos modelos de negocio, en los que fabricantes de automóviles y empresas tecnológicas ya están colaborando, según Begoña Cristeto, de KPMG.

Xavier Ferré, de EY, explica que “ya existen algunos ejemplos, como la llamada de emergencia, la información en tiempo real sobre la situación del tráfico o la localización de plazas de aparcamiento disponibles”. Y, poco a poco, se irán introduciendo “servicios cada vez más personalizados en ámbitos que abarcarán desde el trabajo al entretenimiento”.

Entre estas posibilidades, “ya se pueden encontrar asistentes virtuales o marketplaces para la venta de productos y servicios”, apunta Carlos García Santos, vicepresidente de Industria y Automoción de Capgemini Invent. Un ejemplo de esto último es Xevo, que pone en contacto a retailers y fabricantes de automoción con los conductores. Además, la gestión de todos los datos que genera el vehículo dará lugar a otros negocios, un tema en el que la empresa Otonomo ha sido pionera creando una plataforma que capta, agrega y analiza estos datos y proporciona información de valor a sus clientes.

Anticipar averías
Optimizar las revisiones y visitas a los talleres será otro de los beneficios del coche conectado. “Con información en tiempo real es posible prever cuándo un vehículo va a tener una avería, reduciendo así los costes de reparación enormemente”, afirma Tom Horsey, mentor de proyectos emprendedores de la Escuela de Organización Industrial (EOI). Empresas como las españolas Gantabi y Deliverea ya trabajan sobre ello en el ámbito industrial, y otras como IziRepair y Bubocar están incorporando estos desarrollos a sus servicios de mantenimiento online para consumidores y talleres.

García Santos explica que el coche conectado posibilita acceder en tiempo real a los códigos de averías y hacer recomendaciones o, incluso, agendar una visita a un taller. “Existen soluciones independientes de los fabricantes que están conectados a marketplaces de talleres, que pueden hacer ofertas sobre las reparaciones”, comenta. “El mantenimiento predictivo actúa analizando en tiempo real los indicadores clave del coche para predecir las averías antes de que ocurran y comunicar al usuario la solución con anticipación a un problema mayor”.

Ángel Barbero, profesor de EAE Business School, asegura que un coche conectado ofrece muchas oportunidades para mejorar la experiencia de vida a bordo, tanto en contenidos como en servicios propios y de terceros: entretenimiento, servicios geolocalizados, integración con terceros... “Todo lo anterior puede aprovecharse para plantear modelos de negocio, incluso de propiedad del vehículo, diferentes a los actuales como un pay-per-use real”. Algunas de las posibilidades del coche conectado ya se están probando en el mercado. Ahora habrá que ver cómo reacciona el usuario y a cuáles se adapta mejor.

Sin embargo, como advierte Barbero, en esta nueva era las marcas de automoción también tienen ante sí un gran reto: la seguridad del vehículo. “Un coche conectado es susceptible de ser hackeado, con diferentes resultados según las intenciones de los hackers. Algo que puede poner en riesgo a los viajeros y al resto de vehículos y viandantes”. Un problema que debe ser solucionado eficazmente y en el que no cabe ningún fallo.

Elpais


Etiquetas: coche   autónomo