La Fórmula 1 llega a Bakú, una peligrosa trampa medieval donde nadie consigue ganar dos veces

  25 Abril 2019    Leído: 652
  La Fórmula 1 llega a Bakú, una peligrosa trampa medieval donde nadie consigue ganar dos veces

Se podría considerar que el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 llega a Europa con su cuarta carrera. Y es que el limítrofe país de Azerbaiyán acogerá por las calles de Bakú su cuarta carrera de Fórmula 1, la tercera llamada Gran Premio de Azerbaiyán, ya que para su estreno se le denominó con el más atractivo nombre de Gran Premio de Europa.

La carrera de Bakú es una de las más nuevas del mundial, pero ya se ha ganado el corazón de muchos aficionados debido a las carreras alocadas y caóticas que acostumbra a protagonizar. Las peculiares características del circuito lo convierten en una ratonera de muy alta velocidad en la que la sorpresa siempre está a la vuelta de la esquina.

Sergio Pérez, el único que repite podio

El circuito urbano de Azerbaiyán es un completo desafío para los equipos. Al contar con la recta más larga del campeonato, de 2 kilómetros, y con una zona muy revirada, no es fácil encontrar el equilibrio con los reglajes para que el coche sea rápido en la recta sin ser demasiado nervioso en curva. Por eso, pocos pilotos se sienten cómodos en Bakú.

Además, la larga recta también provoca un efecto de enfriamiento en los neumáticos en cada vuelta, lo que hace que los pilotos pierdan agarre a la hora de encarar la parte revirada. Los errores y las salidas del coches de seguridad están a la orden del día en un circuito que se convierte en un infierno para todos.

Y la mejor prueba es que nadie ha conseguido repetir victoria aquí, y solo un piloto ha conseguido repetir podio. Y, lejos de lo esperado, ese piloto es el mexicano Sergio Pérez, quien acabó tercero tanto en la edición de 2016 como en la de 2018. En ambos casos Pérez incluso rozó la victoria, beneficiado por la salida del Safety Car.

Los tres ganadores diferentes que ha conocido Bakú son Nico Rosberg, Daniel Ricciardo y Lewis Hamilton, que venció el año pasado. Por lo tanto, Mercedes es el principal dominador del circuito de Azerbaiyán y afronta con optimismo una carrera en la que podría conseguir el mejor arranque de temporada de un equipo en toda la historia.

En cuanto a Ferrari, sus resultados son discretos aquí. Apenas una segunda posición de Sebastian Vettel en 2016 y otra de Kimi Raikkonen el año pasado. Eso sí, Vettel consiguió la pole position en la carrera de 2018, la cual acabaría desperdiciando, en parte, por un error al final de la carrera, en un relanzamiento tras Safety Car.

Bakú también presenció el estreno en los podios de Lance Stroll. El actual piloto de Racing Point consiguió un inesperado tercer puesto en la carrera de 2017, siendo rebasado sobre la misma línea de meta por Valtteri Bottas. Aquel es el último podio hasta la fecha del equipo Williams, y todo hace indicar que no será este año cuando rompan la racha.

Pese a su juventud, el Gran Premio de Azerbaiyán ya ha presenciado hechos históricos, como el golpe de Sebastian Vettel a Lewis Hamilton bajo periodo de Safety Car en la carrera de 2017. El piloto de Ferrari se puso nervioso por los frenazos de Hamilton y terminó por golpearle deliberadamente, lo que le costaría una penalización.

El año pasado además pudimos ver el accidente entre los dos Red Bull. Max Verstappen y Daniel Ricciardo peleaban por la cuarta posición y terminaron chocando entre ellos, en un accidente que terminaría de colmar el vaso y decantaría la marcha de Ricciardo en busca de la tranquilidad de Renault.

El récord del circuito lo tiene Lewis Hamilton en 1:40.593 desde la edición de 2017. Hay que tener en cuenta que el año pasado ya se retrasó en el calendario el Gran Premio de Azerbaiyán, pasándolo de junio a abril, lo que influye sensiblemente en las temperaturas y afecta al calentamiento de los neumáticos. Por lo tanto, es difícil que este año se supere.

Hablando de los españoles, solo dos pilotos han corrido aquí, Fernando Alonso y Carlos Sainz. El asturiano protagonizó en 2018 una icónica imagen, llegando a boxes con solo dos ruedas y finalmente remontando hasta la séptima posición, su mejor resultado aquí. Por su parte Sainz fue quinto el año pasado con Renault, e incluso coqueteó con la opción de podio.

motorpasion.com


Etiquetas: Fórmula1   Bakú   Azerbaiyán