Explican por primera vez por qué las personas ciegas oyen mejor

  24 Abril 2019    Leído: 655
Explican por primera vez por qué las personas ciegas oyen mejor

Los científicos han descubierto que los cerebros de los invidentes pueden representar mejor las frecuencias.

Los científicos han confirmado la suposición común de que las personas con ceguera tienen una audición superior, tras revelar por primera vez los mecanismos cerebrales responsables de este fenómeno, informa Science Daily.

Para este fin la neurocientífica Ione Fine, de la Universidad de Washington, y su equipo utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) para examinar la actividad en la corteza auditiva —la parte del cerebro que procesa la información auditiva— tanto en personas no videntes como en un grupo de control de personas videntes.

Comprueban que la ceguera puede ser reversible por medio de terapia genética
Como parte del experimento, los participantes ciegos escucharon una serie de tonos puros que resonaban en diferentes frecuencias mientras un dispositivo de resonancia magnética nuclear registraba su actividad cerebral. El grupo de control pasó por el mismo procedimiento.

Cuando los investigadores analizaron los resultados, constataron que las personas ciegas tendían a procesar los tonos en un ancho de banda más estrecho y preciso que las personas videntes, lo que sugiere que su sentido de sintonización de frecuencia en la corteza auditiva era más elaborado.

"Nuestro estudio muestra que el cerebro de las personas ciegas puede representar mejor las frecuencias", dice una estudiante de psicología e integrante del equipo, Kelly Chang, que explica que "para una persona vidente, tener una representación precisa del sonido no es tan importante porque tiene la vista para ayudarla a reconocer los objetos, mientras que las personas ciegas solo tienen información auditiva".

"Esto nos da una idea de qué cambios en el cerebro explican por qué las personas ciegas son mejores seleccionando e identificando los sonidos en un entorno", concluye.

Los investigadores esperan que futuros estudios puedan ayudar a comprender mejor las bases de las adaptaciones auditivas del cerebro.

RT


Etiquetas: ciencia