Crisis de confianza, el karma de la economía argentina

  17 Abril 2019    Leído: 175
Crisis de confianza, el karma de la economía argentina

El mercado de capitales da la espalda a Argentina, un país que no muestra signos de recuperación. Las elecciones de octubre de 2019 tampoco ofrecen horizontes prometedores, sino más recesión y aumentos de precios.

Con un aumento mensual de la inflación que durante el mes de marzo alcanzó un récord histórico de 4,7%, Argentina suma un nuevo hito en el camino de la crisis. Si bien el precio del dólar bajó un 4% gracias al mecanismo de subastas del Tesoro hechas con dinero del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI), las tasas de interés siguen subiendo y el Riesgo País llegó a la marca de los 808 puntos.

Ejemplo gráfico de cómo se podría medir la confianza (o falta de ella), el Riesgo País representa la probabilidad de que un Estado logre pagar los vencimientos de sus obligaciones: deudas, títulos, bonos, letras. El de Argentina es altísimo comparado con los países de la región: Perú (97), Chile (129), Uruguay (168), Colombia (179), México (199) y Brasil  (254).

Mientras Argentina ajusta para eliminar el déficit fiscal (gasta más de lo que tiene) para cumplir con las reglas del FMI, poco claro está la manera en que se hará para cumplir con los pagos de intereses exorbitantes a partir de 2020.

"El Gobierno está en una necesidad de ajustar los números fiscales porque no puede financiar el déficit de presupuesto. Se le han cerrado los mercados internacionales, el único financiamiento que ha recibido es el del FMI y la condición para seguir desembolsando es que ponga en caja los números", dijo a Sputnik el economista Marcelo Elizondo.

Estas condiciones incluyen ajustar tarifas para reducir subsidios, mantener una política monetaria muy estricta y continuar con las retenciones a las exportaciones para evitar que se espiralice la inflación. Todo esto genera recesión, caída de la actividad económica y del consumo, y pobreza.

"La inflación sigue alta porque hay un gran problema de confianza y una caída en la demanda de moneda argentina. La Argentina tiene una gran cantidad de signos de interrogación hacia adelante. Los títulos de deuda del Banco Central ya están en el orden de un billón de pesos y en algún momento eso va a tener que pagarse, lo que genera bastante incertidumbre en términos del valor de la moneda", dijo Elizondo.

Dos de los bancos de inversión más grandes del mundo, Morgan Stanley y Goldman Sachs, publicaron en el mes de marzo de 2019 dos textos de análisis en los que apoyaron las políticas económicas del Gobierno pero aseguraron que la volatilidad cambiaria y las elecciones podrían entorpecer la senda de la recuperación. Recomendaron invertir en bonos, con altas tasas, y no en las acciones de empresas locales.

"Wall St. no le tiene confianza Argentina, no sólo porque tiene un pasado de incumplimiento, de cesaciones y problemas para pagar —que está cargado en las tasas más elevadas a las cuales le presta-, no le tiene confianza porque son insostenibles las políticas que están proponiendo. Es muy difícil creer que van a incentivar una entrada masiva de capitales", dijo a Sputnik Francisco Cantamutto, miembro de la Sociedad de Economía Crítica.

Cantamutto dijo que esa desconfianza tiene que ver también con el clima de elecciones que se vive en la Argentina, porque no solamente hay incertidumbre en si Macri va a ganar sino que también está en juego la Gobernabilidad, en caso de lograr la reelección.

Con aún menor representación en el Congreso, la sostenibilidad y el cumplimiento de las políticas de ajuste podrían ser más difíciles de llevar a cabo con el rechazo de la oposición.

Según Cantamutto, el FMI le presta a Argentina "porque tiene un rol geopolítico muy importante en la región y a escala global". "Detrás está la importancia que le asigna EEUU, que es el actor con poder de veto dentro de FMI y que incluso ha tenido roces con sus contrapartes europeos para aprobarle los préstamos a Argentina", explicó.

"Acá hay un interés explícito y deliberado de EEUU y no por evaluación técnica, que de hecho define que hay inconsistencias porque se le está prestando a un país que está fugando sus recursos", sentenció el analista. Sputnik


Etiquetas: