Las costumbres más extravagantes del Parlamento británico

  08 Abril 2019    Leído: 615
Las costumbres más extravagantes del Parlamento británico

El icónico edificio donde se encuentra el Parlamento del Reino Unido es bien conocido por la mayoría de las personas de todo el mundo, así jamás hayan estado cerca de visitar la patria de Shakespeare. Sin embargo, algunas de sus costumbres dejarían boquiabiertos incluso a los propios británicos.

Y es que la mayoría tiene sus raíces en la convulsa y violenta historia de la formación del Reino Unido que conocemos hoy en día, un país que busca preservar su legado y sus costumbres ante todo.

1. Secuestran a un parlamentario cada dos años durante el discurso de la reina
Durante el discurso que realiza la reina en la Ceremonia de apertura del Parlamento, que se realiza cada dos años, es costumbre secuestrar en el Palacio de Buckingham a un diputado. Solo después de que la monarca llega sana y salva a su residencia, es que dejan ir al 'rehén'.

La costumbre tiene sus orígenes en la tensa relación que existía entre el Parlamento y la Monarquía en el siglo XVI y XVII, que incluso llevó a la muerte del rey Carlos I, decapitado en 1649 por decisión de la Cámara de los Comunes.

En la última Ceremonia de apertura, realizada en el 2017 (la próxima será este año), la reina mantuvo cautivo al parlamentario Chris Heaton-Harris, vicechambelán. Sin embargo, los tiempos han cambiado, al diputado le sirvieron té y lo trataron muy bien, según sus propias palabras.

2. Está equipada para evitar peleas de espadas
Los bancos de las dos facciones políticas más importantes de la Cámara de los Comunes se encuentran frente a frente y están separados por una distancia que equivale al largo de dos espadas y demarcada por una línea roja.

Esto se hizo así con la finalidad de evitar que los parlamentarios sacaran sus espadas y mataran a sus adversarios durante los acalorados debates.

3. No son muy amigables con los animales
Al menos así era hasta hace no mucho. La tradición indicaba que todas las leyes aprobadas debían escribirse en vitela, un tipo de pergamino fabricado a partir de la piel de becerro que se conserva muy bien, en un intento de hacer que perduraran en el tiempo.

Incluso la Magna Carta, firmada por el rey Juan Sin Tierras en 1215 y vigente hasta el día de hoy, todavía se encuentra preservada en la Biblioteca Nacional de Reino Unido.

De acuerdo con la BBC, todos los archivos del Parlamento juntos, guardados en la Torre Victoria del Palacio de Westminster, medirían alrededor de 8 kilómetros.

Fue solo en el 2017 cuando decidieron dejar esta tradición de lado por razones económicas. Esta decisión permitió ahorrar alrededor de 80.000 libras esterlinas (104.000 dólares) al año y evitó el sufrimiento de muchos animales.

4. El portavoz tiene que ser 'arrastrado' a su puesto
Cuando se elige un nuevo portavoz para la Cámara de los Comunes, este tiene que ser físicamente arrastrado a su puesto por dos parlamentarios. En tiempos menos democráticos, si el portavoz ofendía al monarca podía perder su cabeza (lo que pasaba frecuentemente).

Por eso la tradición de arrastrarlo, ya que era un puesto que nadie quería. En la actualidad y en una era donde decapitar no está tan bien visto, el trabajo de este parlamentario suele resumirse a decir 'Order' (orden en la sala).

5. Cualquier debate que se lleve a cabo sin una maza de oro es ilegal
La Maza de Ceremonia es un bastón de oro que se encuentra en la Cámara de los Comunes cuando el Parlamento está en sesión y que representa la autoridad de la reina. Cualquier debate que se lleve a cabo sin la maza en su lugar es ilegal.

Este particular artefacto ha causado varias controversias, ya que a lo largo de la historia los parlamentarios han tomado el bastón en un intento de detener ciertas decisiones. ¿Cómo esto puede funcionar? Al removerlo de la sala cualquier acción que tenga lugar está fuera de la ley y no tiene ningún tipo de validez.

La última vez que este peculiar símbolo de la realeza protagonizó un escándalo fue en diciembre del 2018, durante los acalorados debates sobre el Brexit, cuando Lloyd Russell-Moyle, un diputado laborista, tomó la Maza para detener las conversaciones.Sputnik 


Etiquetas: