Rescatan a 40.000 personas de las más de 100.000 que esperan ayuda en Mozambique

  21 Marzo 2019    Leído: 183
Rescatan a 40.000 personas de las más de 100.000 que esperan ayuda en Mozambique

Los socorristas que trabajan en Mozambique rescataron a unas 40.000 personas de las más de 100.000 que están a la espera de recibir ayuda en las zonas del centro del país afectadas por el ciclón Idai, según el diario O Pais.

El periódico señala que en la operación participan 120 especialistas en búsqueda y rescate, que cuentan con 11 helicópteros, 15 barcos, 2 aviones, 2 buques, 8 camiones y 30 teléfonos satelitales.

El miércoles, las búsquedas fueron suspendidas debido al mal tiempo que impide a las aeronaves sobrevolar la región.

En el centro de operaciones que funciona en el aeropuerto de Beira trabajan técnicos y expertos provenientes de diversos países y organismos internacionales. Ayudan al Instituto Nacional de Gestión de Calamidades (INGC) y a las Fuerzas Armadas de Defensa de Mozambique en los operativos de búsqueda y salvamento, así como en la distribución de alimentos y otros productos de primera necesidad.

Según las estimaciones preliminares, el ciclón Idai que golpeó Mozambique, Zimbabue y Malaui la semana pasada arrasó el 90 por ciento de la ciudad de Beira que tenía alrededor de 534.000 habitantes, de acuerdo con el censo de 2017.

La directora general del INGC, Augusta Maita, citada por el diario Jornal a Verdade, confirmó la cifra de 202 muertos, lo que eleva a 268 el total de víctimas mortales desde que comenzó la temporada de lluvias en Mozambique.

El presidente mozambiqueño, Filipe Nyusi, dijo anteriormente en un discurso a la nación que la cifra de muertos podría ser superior a 1.000.

El diputado parlamentario Juliano Picardo, quien visitó Beira, también dio a entender que el balance de las víctimas irá en aumento.

Puedo asegurarles que los números que se presentan en relación con las vidas humanas no son correctos, no hay cifras exactas, todos los días aparecen cadáveres", dijo a Jornal a Verdade.

Picardo residía en Beira en el año 2000, durante la embestida del ciclón Eline que "fue fuerte pero no se equipara a este".

"No hay ninguna vivienda o algún edificio que haya resistido a este vendaval de 9 horas, no hay un solo vidrio", afirmó.

Ni siquiera las residencias oficiales del presidente del municipio y del gobernador tampoco aguantaron los vientos de 200 kilómetros por hora.

En toda la provincia de Sofala, de la que Beira es capital, apenas 14.198 personas se encuentran ahora en los centros de acogida provisionales, según el periódico.


Etiquetas: