Tusk busca el apoyo de Berlín y París para aplazar el Brexit hasta 2020

  18 Marzo 2019    Leído: 520
Tusk busca el apoyo de Berlín y París para aplazar el Brexit hasta 2020

La decisión definitiva sobre el posible aplazamiento de la salida del Reino Unido de la UE podría llegar este jueves, durante la cumbre europea en Bruselas.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, inicia este lunes una gira para consensuar una respuesta europea en caso de que la primera ministra británica, Theresa May, fracase por tercera vez en su intento de ratificar su acuerdo de salida del Reino Unido de la UE.

Tusk tiene previsto reunirse en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel, y en París con el presidente francés, Emmanuel Macron, para proponerles aplazar el Brexit hasta 2020 si el Parlamento británico no aprueba el acuerdo pactado por May con los 27 socios de la UE. Una vez recabada la opinión de Merkel y Macron, el presidente del Consejo se trasladará a Dublín para reunirse el martes con el Gobierno irlandés. Irlanda es el socio europeo potencialmente más afectado por un Brexit sin acuerdo y el Gobierno de Leo Varadkar ya ha mostrado su disposición a retrasar la salida del Reino Unido del club comunitario prevista para el próximo 29 de marzo.

La decisión definitiva sobre el posible aplazamiento del Brexit podría llegar este jueves, durante la cumbre europea que arranca ese día en Bruselas. La UE espera que para entonces May haya logrado la aprobación del acuerdo en Londres y, si no, que solicite una prórroga a sus homólogos.

Las instituciones comunitarias y los 27 miembros de la UE mantienen todavía ciertas discrepancias sobre la respuesta a la posible petición de May. La mayoría se muestra favorable a conceder la prórroga. Pero hay división de opiniones sobre su duración y su objetivo.

La Comisión Europea defiende un breve aplazamiento, no más allá de las elecciones al Parlamento Europeo del 26 de mayo. El organismo presidido por Jean-Claude Juncker, sin embargo, podría aceptar que se prolongase hasta el 2 de julio (constitución del Parlamento Europeo) pero solo si el Parlamento británico aprueba antes del 26 de mayo el acuerdo de salida de May.

Tusk, en cambio, aboga por una prórroga larga (de entre 12 y 21 meses) para dar tiempo a que Reino Unido "replantee su estrategia de Brexit y construya un consenso en torno a ella". En ese caso, Londres debería convocar elecciones al Parlamento Europeo y ocupar, aunque solo fuera temporalmente, los 72 escaños que le corresponden como miembro de la UE.

La participación de Reino Unido en los comicios europeos plantea graves problemas políticos. Por lo pronto, muchos países perderían los escaños del Reino Unido que se habían repartido, entre ellos los cinco adicionales que correspondieron a España. No obstante, podrían recuperarlos una vez que Londres consumase por fin la salida de la UE, aunque podría ser bien avanzada la legislatura.

Por otro lado, la participación del Reino Unido en las elecciones del 26 de mayo podría permitir la continuidad de los eurodiputados del partido eurófobo UKIP, que en 2014 ganaron los comicios con el 26% de los votos y 24 escaños en la Eurocámara. Bruselas no desea que esos diputados puedan influir en decisiones tan importantes al arranque de la legislatura como la elección del presidente del Parlamento o del presidente de la Comisión. Sin embargo, los analistas apuntan a que el riesgo es relativamente menor porque UKIP ha perdido muchos apoyos desde el referéndum del Brexit en 2016 y se encuentra dividido tras la salida de su famoso líder, Nigel Farage.

Elpais


Etiquetas: Tusk   Berlín   París