Muere un ballenato por ‘shock’ después de tragar 40 kilos de plástico

  18 Marzo 2019    Leído: 557
Muere un ballenato por ‘shock’ después de tragar 40 kilos de plástico

En la autopsia del cetáceo los biólogos marinos de un museo en Filipinas descubrieron decenas de bolsas y sacos.

Un basurero dentro del estómago de la ballena. Eso es lo que descubrió un equipo de biólogos y voluntarios del Museo D'Bone Collector en la ciudad de Dávao, al sur de Filipinas, cuando indagaban la causa de la muerte del cetáceo que apareció en las costas el pasado sábado."Ya tenemos la causa final de la muerte del zifio [también llamado ballenato de Cuvier] que recogimos el pasado 16 de marzo: 40 kilos de bolsas de plástico, incluyendo 16 sacos de arroz, cuatro bolsas de las usadas en las plantaciones bananeras y numerosas bolsas de compra", denunciaba en su página de Facebook el museo filipino, que ha determinado que el animal murió de un shock gástrico.

"Esta ballena contenía la mayor cantidad de plásticos que hemos visto en un cetáceo", continúa el comunicado del museo. Su dueña, la bióloga marina Darrell Blatchley, según cita el diario The Guardian, constata que en la última década su museo ha encontrado 57 ballenas y delfines muertos por ingestión de plásticos y otro tipo de basuras.

En noviembre, una ballena fue hallada muerta en Indonesia con más de 1.000 objetos de plástico en el estómago. Hace un año, apareció en Murcia el cadáver de un cachalote que había muerto tras ingerir 29 kilos de plástico.

"Es desagradable. El Gobierno debería tomar la iniciativa contra quienes siguen tratando las vías acuáticas y los océanos como basureros", apela el mensaje en la red social, en referencia a la presencia de plásticos en las aguas, un fenómeno creciente. Entre 1960 a 2015 se multiplicó por 200, según un cálculo del portal estadístico Our World in Data, de la Universidad de Oxford. Aunque los principales productores de plásticos son los países desarrollados, los de ingresos medios y bajos los gestionan peor y contaminan más.

El daño que causa el plástico a los animales marinos, tanto por limitar sus movimientos como por ingestión, está atestiguado en múltiples estudios científicos. Se sabe que más de 200 especies de animales marinos, entre ellos todas las especies de tortugas y el 59% de las ballenas, ingieren estos desechos. El perjuicio que les causa va desde provocarles una sensación de falsa saciedad, lo que reduce su consumo de comida, hasta úlceras y perforaciones de sus órganos digestivos. Y, en muchos casos, esas lesiones acaban en muerte. 

Elpais


Etiquetas: ballenato