Uno de los tiradores de la mezquita de Nueva Zelanda dice que el ataque está inspirado en Anders Breivik

  15 Marzo 2019    Leído: 363
  Uno de los tiradores de la mezquita de Nueva Zelanda dice que el ataque está inspirado en Anders Breivik

Brenton Tarrant, australiano de 28 años, se ha descrito como «un hombre blanco común» que quería «vengar miles de muertes causadas por invasores extranjeros».

Con el paso de las horas van saliendo a la luz más informaciones acerca del atentado perpetrado por cuatro personas en dos mezquitas en Nueva Zelanda. Uno de los tiradores del ataque en el que han muerto al menos 49 personas ha sido identificado como Brenton Tarrant, un australiano de 28 años.

Tarrant, que se grabó durante el ataque en una mezquita de Christchurch y lo publicó a través de un vídeo en Facebook Live, ha afirmado que el ataque está inspirado en el terrorista noruego de extrema derecha Anders Breivik, que mató el 22 de julio de 2011 a 77 personas haciendo explotar una bomba contra la sede del gobierno en Oslo y luego abriendo fuego contra un mitin de la Juventud Laborista en la isla de Utøya, según informa «The Telegraph».

Tarrant se ha descrito como «un hombre blanco común» que quería «vengar miles de muertes causadas por invasores extranjeros». El tirador detenido publicó un manifiesto de 74 páginas en el que afirma ser «de una familia de clase trabajadora y bajos ingresos». También asegura que era escocés, irlandés e inglés y que se mudó a Nueva Zelanda de manera temporal y que allí decidió llevar a cabo el ataque. «He leído los escritos de Dylann Roof y muchos otros, pero realmente me inspiré realmente en el Caballero Justiciero Breivik», escribió. Además, dijo que su intención era vengar la muerte de Ebba Akerlund, un niño de 11 años que murió en un ataque terrorista de 2017 en Estocolmo.

Por su parte, la primera ministra noruega, Erna Solberg, ha pedido este viernes la lucha contra «todas las formas de extremismo» después del sangriento ataque a dos mezquitas en Nueva Zelanda y ha reconocido que hay «vínculos dolorosos» con los ataques de Anders Breivik. «Esto obviamente es extremadamente triste, evoca vínculos dolorosos con nuestra propia experiencia el 22 de julio, el momento más difícil de la posguerra en Noruega», dijo Solberg al canal TV2. «Esto demuestra que el extremismo todavía está floreciendo en muchos lugares», dijo Solberg. «También es una señal de alarma (que muestra) que la lucha contra el extremismo en todas sus formas debe ser una prioridad en la agenda», ha finalizado.

Abc


Etiquetas: NuevaZelanda