Coca-Cola de Argentina acusa una "crisis" por la caída del consumo

  21 Febrero 2019    Leído: 723
Coca-Cola de Argentina acusa una "crisis" por la caída del consumo

La embotelladora de la multinacional en el país sudamericano sostuvo este miércoles que atraviesa "una etapa compleja" y podría despedir personal.

La empresa Coca-Cola Femsa, que embotella y distribuye esa línea de bebidas gaseosas en Argentina, presentó este miércoles un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), dispositivo legal mediante el cual la firma comunica a la Secretaría de Trabajo que, como mínimo, ingresará en un proceso de achicamiento. 

De acuerdo a la normativa, el PPC le permite a la empresa aplicar suspensiones de personal, negociar despidos y pagar menos a la hora de indemnizar empleados. 

Según indicó Coca-Cola Femsa a través de un comunicado, la empresa "está atravesando una etapa compleja debido a la desaceleración del consumo", por lo que se ve en la "necesidad de readecuar su estructura de trabajo". 

La solicitud del PPC al Estado argentino es para aplicar únicamente en la planta que la compañía mexicana posee en el barrio porteño de Pompeya, donde trabajan unos 600 empleados. 

La información puso en alerta a los trabajadores de la empresa, que temen por sus puestos laborales en un momento muy complejo para la economía de las familias. 

Lo cierto es que la crisis económica de Argentina golpea a empresas pequeñas, medianas y grandes. Durante 2018 crecieron los pedidos de las compañías para activar un Procedimiento Preventivo de Crisis. En total hubo 108 solicitudes, 25 más que en 2017, y entre ellas estuvo la que presentó la cadena de supermercados francesa Carrefour. 

Repercusión en las redes sociales
La crisis esgrimida por Coca-Cola Femsa fue motivo de burla en las redes sociales, con comentarios que apuntaron principalmente al gobierno del país como responsable del mal momento económico del país. 

"La planta está prácticamente parada, no recuerdo haber pasado una situación similar", dijo al diario local Página/12 Pablo Fernández, del Sindicato de Trabajadores de Aguas Gaseosas y Afines.

Sin embargo, dejó en claro que el gremio "no permitirá" despidos invocando la situación económica. "Nunca participamos de ganancias, no vamos a participar de las pérdidas", señaló.

Para el día jueves, los trabajadores realizarán una concentraciónen la puerta de la embotelladora para repudiar cualquier medida que afecte sus empleos. 


Etiquetas: