Exportavoz del Gobierno catalán: los ciudadanos de Cataluña no están militarizados

  19 Febrero 2019    Leído: 207
Exportavoz del Gobierno catalán: los ciudadanos de Cataluña no están militarizados

El consejero de Presidencia y exportavoz del Gobierno catalán que convocó el referéndum del 1 de octubre de 2017, Jordi Turull, afirmó ante el Tribunal Supremo que los ciudadanos de Cataluña "no son gente militarizada".

"Los ciudadanos de Cataluña no son ovejas ni gente militarizada. La gente en Cataluña, sea o no sea independentista, tiene criterio", dijo el político al arranque de la cuarta sesión del juicio a los doce líderes independentistas enjuiciados en el Supremo.

Turull realizó estas afirmaciones para mostrar su desagrado por los escritos de acusación formulados por la Fiscalía y la Abogacía General del Estado, donde se acusa al Gobierno catalán de utilizar a la población como escudos humanos para forzar la ruptura con España a través de métodos violentos.

"Se habla de la gente desconociendo lo que es Cataluña y el movimiento independentista, que es de abajo hacia arriba, y luego hay partidos políticos y entidades que tratan de darle una salida política pacífica", afirmó.

La supuesta intención del Gobierno catalán de convocar a las masas para forzar la ruptura con España de forma violenta, sustenta las acusaciones por rebelión y sedición, las más graves que afronta Turull.

En concreto, Turull afronta una petición de 16 años de cárcel e inhabilitación por parte de la Fiscalía, que le considera culpable de rebelión y malversación.

Por su parte, la Abogacía del Estado pide para él 11 años y medio de cárcel y la inhabilitación por sedición y malversación.

Finalmente, la acusación popular, formulada por el partido ultraderechista Vox, solicita 74 años de prisión por delitos de rebelión, malversación y organización criminal.

Durante su declaración ante el tribunal, Turull negó los cargos porque, a su modo de ver, no es ilegal convocar un referéndum de forma unilateral.

"No se nos podía denunciar por hacer un referéndum porque se despenalizó expresamente en 2005", afirmó.

Del mismo modo, recordó que el Parlamento de Cataluña aprobó una serie de leyes para dar encaje legal a la consulta y que, en el momento de la convocatoria, esa legislación todavía no había sido bloqueada por el Tribunal Constitucional.

Además, añadió que "no es ninguna anormalidad intentar por la vía pacífica y democrática hacer aquello con lo que te has comprometido con los ciudadanos de Cataluña".

En cuanto a la acusación por delitos de malversación, Turull negó que se destinara dinero público para convocar el referéndum.

"No se gastó ni un euro en el referéndum", dijo, antes de recordar que los gastos del Gobierno de Cataluña estaban sometido a una estrecha vigilancia para evitar que la consulta fuese pagada con fondos públicos.

Una vez terminado el turno de Turull, comenzará el interrogatorio a Raül Romeva, consejero de Asuntos Exteriores del Gobierno catalán que convocó el referéndum.


Etiquetas: