Pakistán previene a la India de una solución militar tras el ataque en Cachemira

  19 Febrero 2019    Leído: 392
Pakistán previene a la India de una solución militar tras el ataque en Cachemira

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, sugirió a la India no buscar una solución militar en medio de la creciente tensión provocada por el reciente ataque con decenas de muertos en Pulwama, en la disputada región de Cachemira.

En una alocución televisada, Khan rechazó las insinuaciones de que Islamabad podría estar detrás del atentado.

"La India acusó a Pakistán sin ninguna evidencia y sin pensar cómo nos beneficiaría (el ataque). Ni siquiera un tonto trataría de sabotear una visita tan importante como la del príncipe heredero saudí", comentó el primer ministro, citado por el canal Geo News.

Khan afirmó que Islamabad está listo para cooperar con Nueva Delhi en la lucha contra el terrorismo.

"Es un gran problema para esta región y queremos erradicarlo", aseguró.

Con respecto al ataque de Pulwama, dijo que Pakistán está dispuesto a tomar parte en la investigación, "si la India proporciona evidencias".

Al mismo tiempo, dejó claro que la represión no es un método para calmar el descontento de los musulmanes de Cachemira.

"Los cachemires ya no tienen miedo a la muerte. Debe haber una razón para eso. ¿No debería haber una discusión en la India sobre esto?", preguntó.

En el supuesto de que la India quiera resolver el problema con el ejército, Khan advirtió que "nunca ha sido una medida exitosa".

"He estado escuchando y viendo en los medios de comunicación indios que los políticos allí están pidiendo venganza contra Pakistán. Si la India cree que puede atacar a Pakistán, no nos limitaremos a pensar, responderemos", resaltó.

Khan dijo que "está en las manos de uno iniciar una guerra, pero no terminarla".

"El problema de Cachemira, como el de Afganistán se resolverá mediante conversaciones", concluyó.

Un conductor suicida, que el grupo Jaish-e-Mohammed (JeM) identificó como uno de sus militantes, embistió el 14 de febrero con un auto cargado de explosivos un convoy policial en Pulwama, a unas decenas de kilómetros de Srinagar.

Al menos 40 policías fallecieron en el atentado y decenas resultaron heridos.

El jefe del 15º Cuerpo, teniente general Kanwal Jeet Singh Dhillon, dijo el 19 de febrero que el JeM es una criatura del ejército de Pakistán". "Es al cien por ciento seguro que el ejército de Pakistán estuvo involucrado, no quepa la menor duda al respecto", afirmó.

En Jammu y Cachemira, el único estado indio en el que los musulmanes representan mayoría, operan grupos separatistas que abogan por la independencia o la unión con Pakistán, entre ellos Jaish-e-Mohammed.

Nueva Delhi acusa a Islamabad de patrocinar estas milicias, pero los pakistaníes niegan su implicación en los ataques.

Después del atentado del jueves, la India advirtió que intentará aislar internacionalmente a Pakistán y canceló la cláusula comercial de nación más favorecida que tenía establecida con su vecino del norte.

El Ministerio de Exteriores pakistaní rechazó en términos enérgicos las insinuaciones que buscan vincular el atentado a Pakistán sin una investigación.

El canciller pakistaní, Shah Mahmood Qureshi, pidió en una carta al secretario general de la ONU, António Guterres, intervenir para calmar las tensiones, pedirle a la India que se abstenga de agudizar la situación y que entable un diálogo con Pakistán y los cachemires.


Etiquetas: