Presidente Duque decreta tres días de duelo nacional por atentado en Bogotá

  18 Enero 2019    Leído: 809
  Presidente Duque decreta tres días de duelo nacional por atentado en Bogotá

 El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que las investigaciones en torno al atentado con coche bomba en la Escuela de Cadetes General Santander de la Policía, en Bogotá, que dejó once muertos y 87 heridos, avanza "con pasos seguros" y que el 18 de enero será revelada nueva información recaudada por las autoridades.

"El trabajo de investigación avanza con pasos seguros y mañana (18 de enero) la Fuerza Pública y la Fiscalía General de la Nación darán a la opinión pública los detalles sobre las pesquisas realizadas", dijo Duque durante una alocución televisada a las 21.30 hora local (02.30 GMT).

Asimismo, el jefe de Estado colombiano decretó tres días de duelo en honor a las víctimas que, agregó, eran jóvenes cadetes de primer año y estudiantes en camino a convertirse en policías.

“Este atentado fue contra nuestra juventud, contra nuestras libertades, contra todos los colombianos”, dijo.

Asimismo, indicó que después del atentado ocurrido a las 09.30 hora local (14.30 GMT) del 17 de enero, las autoridades trabajan para poder capturar a los responsables y llevarlos a la justicia, para lo cual también ordenó fortalecer los controles sobre las fronteras y las entradas y salidas de las ciudades.

“No descansaremos hasta capturar y llevar a la justicia al resto de los terroristas involucrados y les notifico a esos criminales que les espera el repudio social, el rechazo de todos los colombianos y la comunidad internacional, y el castigo ejemplar de la justicia”, señaló.

Según indicó la Oficina de Prensa de la Fiscalía a través del servicio de mensajería en línea Whatsapp, son diez los muertos y 65 los heridos confirmados por la Policía y por el Ministerio de Defensa.


Sin embargo, la prensa local elevó a 11 muertos y 87 heridos esta cifra, producto del atentado en la escuela de cadetes, una institución de carácter universitario que forma a futuros oficiales de la Policía de Colombia, a la que también asisten jóvenes de otros países mediante convenios bilaterales.

Doce horas después de cometido el atentado aún se desconocen las identidades de algunas de las personas muertas, ya que sus cuerpos fueron fragmentados y otros calcinados por la detonación, por lo que será necesario practicar pruebas de ADN, precisaron las autoridades.

Por lo menos tres de los fallecidos serían miembros de la guardia de la escuela, quienes persiguieron por algunos metros un vehículo Nissan Patrol color gris, modelo 1993 y de matrícula LAF565, luego de que violó el control de acceso a esa sede de la Policía cuando fue descubierto por uno de los perros antiexplosivos.

El vehículo era conducido por un hombre identificado por la Fiscalía como José Aldemar Rojas Rodríguez, quien también murió en el hecho.

La información preliminar indica que Rojas Rodríguez, de 56 años, no tenía antecedentes judiciales, que era manco de su mano derecha y que residía en la vereda (aldea) Boja, de Cubará (Boyacá, centro), zona limítrofe con el departamento de Arauca (frontera con Venezuela), donde el sujeto compró el coche en mayo del año pasado.

La Fiscalía estableció que en el momento de la detonación el vehículo estaba cargado con 80 kilos de pentolita, lo que afectó los cristales de unas 600 viviendas al rededor de la escuela de cadetes, en el sur de la ciudad.


De acuerdo con información que publica el diario El Tiempo con base en fuentes que no reveló, las autoridades investigan si Rojas Rodríguez perteneció a la extinta guerrilla de las FARC (hoy convertida en partido político de izquierda) y fue cercano Noé Suárez Rojas, alias Grannobles, miembro del Estado Mayor Conjunto y comandante del Frente 10 de ese antiguo grupo rebelde.

Las autoridades también manejan la hipótesis de que Rojas Rodríguez era alias Mocho Kiko, quien según inteligencia de las Fuerzas Militares figura como explosivista del Bloque de Guerra Oriental de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), de la cual se presume que es la responsable del atentado, según versiones no oficiales.

El Bloque Oriental del ELN está bajo el mando de Gustavo Aníbal Giraldo, alias 'Pablito', uno de los jefes más radicales y violentos del grupo subversivo y de quien las autoridades colombianas presumen que se encuentra en Venezuela, por lo que es buscado mediante una circular roja de Interpol.

De llegarse a confirmar que el ELN es el responsable del atentado, el Gobierno podría anunciar la cancelación de los diálogos de paz que mantiene suspendidos desde el pasado 7 de agosto con esa guerrilla.

Sin embargo, ningún frente del grupo rebelde ni la delegación de paz en La Habana se han manifestado aún sobre el ataque.

Información que circula en la prensa local también da cuenta de que el atentado se habría planeado hace tres meses y que el objetivo era llevar el vehículo hasta el sitio en el que se realizaba una ceremonia de ascensos y medallas en la sede policial y que había sido programada con anticipación.

Según la Cancillería de Colombia, una joven cadete ecuatoriana falleció en el hecho, mientras que otra más de esa misma nacionalidad resultó con heridas leves, al igual que otros dos ciudadanos panameños, a quienes los consulados de Ecuador y Panamá en Colombia les prestan acompañamiento.  

Sputnik


Etiquetas: Bogota   terror