Londres no halla evidencia de influencia rusa en sus procesos democráticos mediante 'fake news'

  23 Octubre 2018    Leído: 693
Londres no halla evidencia de influencia rusa en sus procesos democráticos mediante

A esta conclusión ha llegado Gobierno del Reino Unido en un nuevo informe.

El Gobierno del Reino Unido afirmó a través de un comunicado emitido este martes que no tiene pruebas de que Estados extranjeros utilizaran desinformación para influir en los procesos democráticos en el Reino Unido.

"Queremos reiterar […] que el Gobierno no ha visto pruebas del uso exitoso de desinformación por parte de actores extranjeros, incluida Rusia, para influir en los procesos democráticos del Reino Unido. Pero no estamos siendo complacientes y el Gobierno está participando activamente con los socios para desarrollar políticas sólidas para abordar este problema", reza el documento.

Expertos españoles no logran aportar pruebas de injerencia rusa ante el parlamento británico
Esta declaración representa una respuesta oficial al informe de julio del 2018 sobre noticias falsas, elaborado por el Comité de Asuntos Digitales, Cultura, Medios de Comunicación y Deportes de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, que sostenía que la parte rusa había promulgado al menos 38 "falsas narrativas de desinformación" relacionadas con el envenenamiento del ex agente doble de Inteligencia Serguéi Skripal y su hija Yulia en la ciudad británica de Salisbury. De este incidente Londres culpa a Moscú, sin presentar ninguna prueba sólida. Rusia, por su parte, en repetidas ocasiones negó tener responsabilidad alguna del incidente con los Skripal.

Además, el informe citó a la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, quien en noviembre del 2017 había acusado a Rusia de "campaña sostenida de espionaje cibernético e interrupción", incluida la intromisión en las elecciones. May también acusó a Rusia de publicar noticias falsas e imágenes fotográficas trucadas para "sembrar discordia" en Occidente y "minar" las instituciones democráticas.

RT


Etiquetas: Londres