Ecuador niega diálogos de Moreno con representantes de ONU por caso Assange

  18 Octubre 2018    Leído: 451
Ecuador niega diálogos de Moreno con representantes de ONU por caso Assange

Ecuador le cortó las conexiones por internet a Assange a finales de marzo, a raíz de unos pronunciamientos en materia política que Quito consideró que le perjudicaban en sus relaciones exteriores.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, no conversó sobre el asilo del australiano Julian Assange con los dos representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que visitaron el país andino la semana pasada, aseguró hoy la Cancillería.

Moreno "ni siquiera conversó sobre el tema del asilo del señor Assange con el alto comisionado para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, o con el relator especial para la Libertad de Expresión de las Naciones Unidas, David Kaye", subrayó en un comunicado en reacción a "desinformaciones" difundidas en portales digitales.

Y aseguró que rechaza "con indignación" tales versiones.

Kaye llegó a Ecuador para valorar el estado de la libertad de expresión en el país, mientras que Grandi analizó la situación de los inmigrantes venezolanos, en una gira que lo llevó también por Colombia, Perú y Argentina.

En el escrito, la Cancillería apuntó que los representantes de la ONU en Ecuador que participaron en las reuniones han corroborado en declaraciones a la prensa que el tema de Assange "no fue tratado en ninguno de los encuentros".

Adicionalmente, ACNUR precisó que Assange no es un refugiado sino un asilado en una misión diplomática y, por tanto, es un asunto fuera de la jurisdicción de su organización.

Los "falsos reportes trataban de sostener con desvergüenza que los altos funcionarios de la ONU presionaron al Ecuador para que tome la decisión de emitir un Protocolo Especial regulando las condiciones mínimas de estadía del asilado en la Embajada ecuatoriana en Londres", indicó.

"Nada más alejado de la verdad: Ecuador es un Estado soberano, que toma sus decisiones de política exterior con autonomía y mirando solo la defensa de sus intereses nacionales, con estricto apego al derecho internacional", finalizó el escrito.

El domingo, el portal WikiLeaks anunció en su cuenta de Twitter que Ecuador supuestamente le había devuelto internet a Assange, asilado en la Embajada del país andino en Londres desde 2012.

Ecuador le cortó las conexiones por internet a Assange a finales de marzo, a raíz de unos pronunciamientos en materia política que Quito consideró que le perjudicaban en sus relaciones exteriores.

En un escueto mensaje en su perfil de Twitter, WikiLeaks señaló el domingo que "Ecuador revierte aislamiento a Assange tras encuentro de ONU con presidente", pero no reveló ningún nombre.

La asambleísta Paola Vintimilla, en la oposición, informó ayer de que la Cancillería ecuatoriana levantó la reserva sobre los documentos del proceso de naturalización del fundador de WikiLeaks.

La notificación le llegó a la legisladora este martes, poco antes de que la Asamblea Nacional estudiara la condición legal de esos papeles y votara si le levantaba la condición de "reservados".

Se trata de todo el proceso de naturalización, el pasado diciembre, dentro de una estrategia de la anterior ministra ecuatoriana de Exteriores, María Fernanda Espinosa, para presuntamente poner fin a su condición de asilado en la Embajada en Londres.

A partir de hoy se prevé la visita a Ecuador del exjuez español Baltazar Garzón, del equipo de la defensa del australiano, según el abogado Carlos Poveda, integrante de la defensa de Assange en el país andino.

El letrado, que cuestiona la entrega de información por la Cancillería a Vintimilla, reveló que iniciarán junto a Garzón acciones legales en contra del canciller del país, José Valencia, por haber facilitado datos que consideran reservada sobre el caso Assange.

Aseguró que Garzón estará en Ecuador por razones académicas entre hoy y el viernes y apuntó que como las decisiones se adoptan en conjunto con el equipo internacional de abogados de Assange, ambos presentarán las acciones legales. EFE


Etiquetas: