“Irán, dispuesto a luchar por sus militares raptados en Paquistán”

  17 Octubre 2018    Leído: 189
“Irán, dispuesto a luchar por sus militares raptados en Paquistán”

El Cuerpo de Guardianes de Irán expresa su disposición para lanzar una operación conjunta con Paquistán para liberar a los militares secuestrados iraníes.

El comandante de la Fuerza Terrestre del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Mohamad Pakpur, indicó el martes que las fuerzas iraníes están dispuestas a cooperar con el Ejército paquistaní para lanzar una operación conjunta contra los terroristas y liberar a 14 militares iraníes secuestrados en Miryaveh, en la frontera irano-paquistaní.

“La sede de los terroristas se encuentra dentro del suelo paquistaní y nosotros estamos dispuestos a lanzar cualquier cooperación conjunta con el Ejército paquistaní contra los bandidos para liberar a los secuestrados”, indicó Pakpur.

El alto mando castrense iraní señaló que el CGRI ha realizado varios contactos con el Ejército paquistaní y le he pedido que actúe con “más responsabilidad” a la hora de detener a los bandidos y “garantizar” el estado de salud de los secuestrados.

Los terroristas, que según aseguró Pakpur, están patrocinados y guiados por los servicios de Inteligencia extranjera, engañaron y sobornaron a “unos agentes” para facilitar el rapto en el punto cero fronterizo frente a un puesto de control paquistaní, agregó.

La Cancillería de Irán, por su parte, convocó la misma jornada a la embajadora paquistaní en Teherán, Riffat Masood, e instó a Islamabad a tomar las medidas necesarias para liberar a las fuerzas iraníes secuestradas en su frontera.

Poco después del rapto que se produjo la madrugada de ayer martes, el grupúsculo terrorista Yeish Al-Adl reivindicó la autoría, sin haber anunciado el motivo ni hecho exigencias.

Yeish Al-Adl se ha atribuido la responsabilidad de numerosos ataques en la frontera suroriental de Irán. El grupo extremista mató en abril de 2017 a diez guardias fronterizos iraníes durante una emboscada en la misma región de Miryaveh.


Etiquetas: