Cataluña: ¿Cuál es la fractura interna del independentismo un año después del referéndum?

  03 Octubre 2018    Leído: 667
Cataluña: ¿Cuál es la fractura interna del independentismo un año después del referéndum?

El periodista de la Agencia Catalana de Noticias Roger Pi analiza el momento que atraviesa el movimiento secesionista.

El intento de homenajear en Cataluña a quienes intentaron llevar a cabo el referéndum del pasado 1 de Octubre de 2017 ha puesto de manifiesto importantes grietas en el seno del movimiento independentista. Si la represión policial con la que se combatió la votación hace un año provocó un cierre de filas en las fuerzas secesionistas, la celebración de su aniversario ha revelado la existencia de una importante fractura interna.

El mandato que los independentistas a pie de calle encomiendan a sus representantes es categórico: hacer efectiva la república catalana o dimitir. Así se lo hizo saber al presidente Quim Torra una multitud de manifestantes congregados a las puertas del Parlamento catalán en la noche de este lunes. Los independentistas recibieron a Torra con abucheos, imprecaciones y firmes exigencias de dimisión.

Poco después, varios manifestantes trataron de irrumpir por la fuerza la sede del parlamento. La policía logró frustrar el intento con una dura carga que puso de relieve el clima de tensión que marca este momento social y político en Cataluña.

"El independentismo tiene un problema"
Para analizar las implicaciones de esta situación y entender mejor la difícil encrucijada política en la que se dirime el futuro de la región, hemos comentado los últimos acontecimientos con el periodista de la Agencia Catalana de Noticias Roger Pi.

En su opinión, "el independentismo tiene un problema" que consiste en que "después de la represión, y del encarcelamiento o el exilio de sus líderes, no tiene un proyecto político, no tiene quien lidere las peticiones que hace la calle".

"Recordemos que en Cataluña el 80% de la gente está a favor del derecho a decidir –continúa el periodista–, de poder votar y dar una solución a este conflicto. Y eso está chocando con una realidad jurídica y política que es que cada vez que alguien intente hacer eso tendrá un problema judicial y podrá ir a la cárcel".

Mandatos desatendidos y doble discurso
Roger Pi se refiere a la fractura interna del secesionismo señalando que "tenemos una calle que está presionando a sus políticos y unos políticos que no pueden dar respuesta a lo que está pidiendo la calle". Eso, en su opinión, "explica lo que vimos ayer: unas escenas en las que toda la manifestación fue pacífica, como todo el movimiento que ha habido hasta ahora, y al final hubo algún conato de violencia por parte de gente que no entiende por qué su gobierno no está haciendo caso al mandato que tiene del Parlamento".

Preguntado por la existencia de un "doble discurso" en los planteamientos políticos de Quim Torra, Pi explica que "se intenta llegar a acuerdos con el gobierno de Pedro Sánchez para que no se caiga, porque lo que puede venir podría ser mucho peor, y también para arreglar las cosas del día a día, como la financiación económica o los servicios básicos".

"Al mismo tiempo, Torra tiene un mandato de ir más allá y hacer realidad lo que le pide el parlamento: llegar a la independencia si se puede", añade.

En ese sentido, el periodista advierte que "cada vez que el Gobierno catalán intente dar un paso adelante [hacia la proclamación de la independencia], por un lado dificultará la labor de Sánchez y por otro implicará que pueden ir todos a la cárcel y sufrir una intervención del Gobierno autonómico a través de la aplicación, de nuevo, del artículo 155".

Pi resume la historia reciente del proceso separatista recordando que "el independentismo trazó una ruta pacífica a través del derecho a decidir, e intentó ejecutarla, y la respuesta fue lo que ocurrió el 1 de Octubre del año pasado", para concluir que "ese derecho a decidir no es posible ahora mismo, y no hay una alternativa", por lo que según su criterio, "no hay una salida a la vista". RT


Etiquetas: