Reino Unido “fracasó” en salvar a niños de la esclavitud moderna

  11 Septiembre 2018    Leído: 691
Reino Unido “fracasó” en salvar a niños de la esclavitud moderna

El Gobierno del Reino Unido carece de una estrategia para proteger a miles de niños de ser traficados y esclavizados, critican activistas.

“El enfoque del Gobierno para enfrentar el tráfico de niños está fragmentado y las víctimas jóvenes carecen de una atención especializada en un momento en el que se descubre un número récord de niños esclavos”, ha denunciado hoy martes el Grupo de Monitoreo contra la Trata (ATMG, por sus siglas en inglés), un grupo de organizaciones benéficas.

El año pasado fueron remitidos al Gobierno británico unos 2118 niños sospechosos de haber sido víctimas de trata, en su mayoría atrapados en la explotación sexual, la servidumbre doméstica o el trabajo forzado. La cifra mostró un aumento de 66 por ciento en comparación con 2016 y representa el número anual más alto registrado.

Casi un tercio de los niños eran británicos y muchos de ellos fueron utilizados como narcotraficantes, mientras que otros cientos fueron traficados desde países como Vietnam, Sudán, Eritrea, Afganistán e Irak, según afirman las cifras gubernamentales.

“No hay un plan claro para prevenir el tráfico de niños en el Reino Unido (...) debería avergonzar a este Gobierno”, ha dicho la directora ejecutiva de la organización pro derechos humanos Anti-Slavery International, Jasmine O’Connor.

A su juicio, atacar simplemente a los traficantes no resolvería el problema y es necesario crear redes de apoyo que puedan brindar apoyo especializado a los niños que ya han sido víctimas de trata y detectar rápidamente las señales preocupantes.

El Ministerio del Interior del país europeo no ha respondido la solicitud de comentarios. Londres anunció la semana pasada un plan de 2 millones de libras (2.6 millones de dólares) para ayudar a las autoridades a que protejan a los niños vulnerables ante los carteles de narcotraficantes y las pandillas que los violan y obligan a trasladar drogas desde las ciudades a las zonas rurales.

Sin embargo, el plan se centra principalmente en ayudar a los niños que han sido explotados, en lugar de prevención, mientras que los organismos y personas responsables, como médicos, maestros y trabajadores sociales carecen de la capacitación para detectar a los niños vulnerables, de acuerdo con el ATMG.

El país europeo es el hogar de al menos 136 000 esclavos modernos, revela el grupo australiano de derechos humanos Walk Free Foundation, una cifra 10 veces mayor que la estimación del Gobierno en 2013.

HispanTV.es


Etiquetas: