"200.000 bombas de Hiroshima": los científicos descubren la fecha de una catástrofe global

  18 Agosto 2018    Leído: 687
"200.000 bombas de Hiroshima": los científicos descubren la fecha de una catástrofe global

Un nuevo estudio, que contó con el análisis de los anillos de los árboles, pudo establecer cuándo explotó el supervolcán de Santorini. La nueva investigación ayudó a resolver contradicciones previas entre los métodos de datación arqueológica y de radiocarbono.

La erupción a del supervolcán de Santorini hace más de 3.400 años enterró el asentamiento minoico en la isla de Thera bajo una capa de ceniza y piedra pómez de más de 40 metros de espesor. Por su energía, la erupción del volcán es comparable a la explosión de 200.000 bombas atómicas arrojadas sobre Hiroshima. El volcán expulsó entre 40 y 80 kilómetros cúbicos de roca.


La erupción de Thera fue tan fuerte que fracturó la isla en muchas partes y dio origen al moderno archipiélago de Santorini. Se formó un tsunami que alcanzó Creta y cubrió otras islas con cenizas volcánicas y piedras. La erupción fue la razón principal de la caída de la cultura minoica (la primera civilización europea) y dio lugar a la leyenda de la Atlántida y del diluvio.

Los arqueólogos afirmaban que la erupción ocurrió entre el 1570 y 1500 a. C. Sus conclusiones estaban sustentadas en artefactos como la cerámica y por las crónicas egipcias.

Sin embargo, los rastros de ceniza volcánica en el hielo de Groenlandia, así como la datación de radiocarbono de los artefactos encontrados en la isla indican que el volcán explotó mucho antes, en el 1628 a.C. aproximadamente.

Para resolver estas contradicciones, los autores del estudio publicado en la revista Science Advances combinaron dos métodos de la arqueología: el análisis de radiocarbono y el conteo del número de anillos dentro de los troncos de los árboles.

Esto fue posible gracias a nuevos espectrómetros de masas y árboles únicos: los pinos sin espinas de California y los robles de Irlanda.

Los científicos dataron 285 anillos, formados entre los siglos XVIII y XV a.C., con carbono 14. Al comparar estos datos con la escala geocronológica clásica, el equipo de Charlotte Pearson de la Universidad de Arizona descubrió que la edad de los artefactos de la isla de Santorini estaba sobreestimada.

De hecho, la explosión no se produjo en el 1628, sino 30 o 40 años después, entre 1600 y 1580 a.C. Este detalle no solo permite reconciliar la visión de los arqueólogos, geólogos y físicos, sino que abre la puerta a repensar muchas otras disputas, como lo es la relacionada con la fecha del comienzo del Imperio Nuevo de Egipto.

La autora principal del estudio espera que investigaciones futuras ayuden a determinar la fecha de la erupción con un margen de error de solo un año.


Etiquetas: Hiroshima