Nadie sabe cómo: Roban un cuadro de más de 100 millones de dólares y lo esconden hasta morir

  14 Agosto 2018    Leído: 578
Nadie sabe cómo: Roban un cuadro de más de 100 millones de dólares y lo esconden hasta morir

El delito se produjo a finales de 1985, y sus autores escaparon sin dejar rastro alguno.
La pintura 'Woman-Ochre', obra de Willen de Kooning.

Hace más de tres décadas, una pareja estadounidense robó una obra de arte valorada en más de 100 millones de dólares, logrando escapar sin dejar rastro alguno. Las autoridades todavía no han podido descifrar cómo lograron esa hazaña.

La mañana del 29 de noviembre de 1985, Jerry y Rita Alter sustrajeron la pintura 'Woman-Ochre' (Mujer Ocre) del pintor neerlandés Willen de Kooning, que se exhibía en el Museo de Arte de la Universidad de Arizona, en la ciudad de Tucson. Uno de los dos delincuentes retiró el cuadro del marco, mientras el otro distraía al guardia de seguridad, y cuando este se dio cuenta del robo sus autores ya se habían dado a la fuga.


La Policía y el FBI investigaron durante años el caso, pero no encontraron rastro alguno de los delincuentes, y solo contaban con una descripción gráfica hecha en base a las versiones de los testigos. Casi 31 años después, un familiar de los Alter contrató al anticuario David Van Auker para que evaluara todas las obras que se encontraban en la casa de la pareja, que años antes había fallecido.

Aparentemente, Jerry y Rita tenían una debilidad por el arte, ya que en su vivienda había varias obras. Van Auker compró todos los objetos de arte de la casa de los Alter por 2.000 dólares y los exhibió en su tienda de antigüedades. Allí comenzó a escuchar comentarios de los visitantes sobre la originalidad de la pintura, e incluso uno de ellos le ofreció 200.000 dólares. Al investigar por Internet, el anticuario descubrió que aquella obra fue robada y se puso en contacto con el Museo de Arte de la Universidad de Arizona, a donde la obra regresó el año pasado.

Las pistas
Jerry y Rita eran conocidos por sus vecinos como personas amables y poco sociables, pero respetables. Nunca invitaron a extraños a su casa y les gustaba viajar al extranjero, y sus familiares no sabían cómo financiaban sus vacaciones con un salario de profesores escolares. Tras la muerte de Rita, sus parientes encontraron más de un millón de dólares en su cuenta bancaria y nadie sabe de dónde provenían esos recursos.

Una de las pistas de que los Alter podrían ser los autores del robo de la 'Mujer Ocre', surgió de una foto familiar, donde Jerry y Rita llevaban algunas prendas similares a las descritas en los retratos policiales. Otro detalle sospechoso de la pareja es que en su diario no anotaron nada el día del robo de la pintura, pese a que acostumbraban a escribir cada día todo lo que hacían.

Por último, en 2011, un año antes de su muerte, Jerry publicó un libro sobre la historia del robo de una esmeralda de un museo, pero curiosamente todos los detalles de los relatos de ese botín tienen mucha similitud con las circunstancias en las que se llevó a cabo el robo de la pintura De Kooning.

RT


Etiquetas: EEUU   robo