Así serán las futuras tecnologías del Ejército estadounidense contra Moscú y Pekín

  23 Julio 2018    Leído: 960
Así serán las futuras tecnologías del Ejército estadounidense contra Moscú y Pekín

Estados Unidos debe crear "máquinas de guerra revolucionarias" para mantener su liderazgo ante Rusia y China, que "rápidamente han ido convirtiendo sus Ejércitos de las fuerzas al estilo soviético a una pesadilla de alta tecnología", declaró el secretario del Ejército estadounidense, Mark Esper.

Desde 2001, el Pentágono está enfocado en combatir las insurgencias, en particular en Irak y Afganistán.
Los proyectos de alta tecnología han sido suspendidos dada la necesidad de financiar las campañas militares de menor intensidad en estos países, que "se convirtieron en las guerras más longevas jamás llevadas por EEUU", escribe Tom Roeder en su artículopara Military.com.

Hoy en día, en camino a sacar sus fuerzas de Afganistán y con el debilitamiento de los grupos terroristas como el Estado Islámico (ISIS) y Al Qaeda, el Ejército estadounidense vuelve su mirada hacia la rivalidad entre las grandes potencias, que el autor califica como "enemigos al estilo de la Guerra Fría".

Para mantener su supremacía, EEUU debería centrarse en sustituir muchos de los equipos usados hasta ahora, como el tanque M1 Abrams, el obús Paladin y hasta el popular fusil de asalto M-16, según Esper. Además, el alto cargo evocó la necesidad de desarrollar sistemas robotizados.


El Pentágono está preocupado por la proeza militar demostrada por Rusiaen sus operaciones militares y maniobras a gran escala, así como por el creciente poderío militar de China, sobre todo en el ámbito de los portaviones y la capacidad de amenazar los satélites.

La respuesta estadounidense sería aumentar los gastos en armas de alta tecnología, algo que, seguramente, va a mantener o incluso hacer crecer el presupuesto militar de EEUU, que actualmente suma un 35% de todos los gastos militares del planeta.


Esper detalló que el ente castrense planea incorporar vehículos robotizados terrestres —un sector bien desarrollado por Rusia—, misiles hipersónicos —ya en fase de pruebas por Rusia y China— y los láseres antiaéreos, que están en desarrollo en las tres potencias.

Al mismo tiempo, el artículo reconoce que antes del auge de las guerras antinsurgencia de EEUU, el Pentágono tenía varios programas costosos de armamento del futuro que acabaron en nada.

El Ejército admite los errores del pasado y espera que esta nueva ola de proyectos sea más exitosa.

Los altos cargos militares de EEUU creen que "el futuro de la guerra se decidirá por los ingenieros y los empresarios; cada idea que tiene Washington tiene su homólogo en Rusia y China".


"El que gane esta carrera obtendrá una inigualable letalidad en el campo de batalla en los años venideros, y EEUU no puede permitirse el lujo de perderla", advirtió Esper.

Al ver cuánto dinero requiere el Pentágono actualmente para combatir fuerzas irregulares y Ejércitos incomparablemente inferiores, uno podría estar tranquilo por el destino del presupuesto militar estadounidense.

Sputnik


Etiquetas: Moscu   Pekin