Prueba de ADN permitió identificar a la misteriosa criatura que acechaba ganado en EE.UU.

  21 Junio 2018    Leído: 796
Prueba de ADN permitió identificar a la misteriosa criatura que acechaba ganado en EE.UU.

El animal parecía un lobo, pero algunas de sus características eran distintivas de otros mamíferos, lo que llevó a especulaciones bastante extravagantes.

Una misteriosa criatura, a la que un ranchero del estado de Montana (EE.UU.) mató en mayo por acechar su ganado, se convirtió en un quebradero de cabeza para los expertos en vida silvestre que intentaron determinar qué tipo de bestia era. Ahora las pruebas de ADN finalmente han revelado el misterio, informa el portal Live Science.

Los rasgos del animal eran preponderantemente los de un lobo, aunque algunas de sus características eran propias de algun otro mamífero, lo que llevó a algunas especulaciones bastante extravagantes, sobre si era un lobo terrible(Canis dirus), especie ya extinta desde hace mucho tiempo; un híbrido de perro y lobo (estas dos especies pueden cruzarse) o incluso un híbrido de perro y humano.

No obstante, tras comparar el ADN del animal con miles de muestras tomadas de lobos, perros y coyotes, los oficiales del laboratorio forense del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. (FWS, por sus siglas en inglés) en Ashland, Oregón, confirmaron las sospechas previas del laboratorio de salud de vida silvestre de Montana Fish and Wildlife and Parks (MFWP), según lo cual la misteriosa criatura era simplemente una loba gris hembra, con "un aspecto relativamente normal".

La loba probablemente tenía unos dos o tres años, pesaba cerca de 39 kilogramos y medía casi un metro desde la nariz hasta el cóccix al momento de resultar muerta, informaron funcionarios de MFWP. Los lobos grises adultos generalmente pesan entre 30 y 50 kilogramos y pueden medir hasta 1,8 metros de largo, de acuerdo con el FWS.

Los trabajadores de la Federación Nacional de Vida Silvestre, por su parte, señalaron que a pesar de que su color marrón oscuro es inusual en los lobos grises, que son típicamente una mezcla de marrón y gris, con piel más clara en sus patas y vientre, también pueden tener pelambre de color marrón, negro o blanco.

A lo anterior se sumó que sus patas eran más cortas de lo normal en los lobos, y sus orejas eran inusualmente grandes, lo que alimentó la confusión sobre su especie. Luego de una inspección más a fondo, los oficiales notaron que también el tamaño de sus patas y colmillos (demasiado pequeños y demasiado cortos, respectivamente) llevó a poner en duda si realmente era un lobo. RT


Etiquetas: