La guerra comercial entre Pekín y Washington, al borde de una escalada incontrolable

  19 Junio 2018    Leído: 888
La guerra comercial entre Pekín y Washington, al borde de una escalada incontrolable

Las declaraciones más recientes de los altos cargos de EEUU y China acerca de la disputa comercial no deberían sorprender a nadie, según una experta china. Las dos partes están acercándose a un conflicto más abierto donde no habrá ganadores, pero Pekín tiene un 'as en la manga' capaz de prevenir un desastre.

"El acuerdo comercial bilateral ofrecido a China está empeorando" luego de que Washington se creyera capaz de resolver el asunto norcoreano por su propia cuenta, comentó a Sputnik Yun Sun, directora del Programa China del Centro de Investigación Stimson, en Washington.


Al mismo tiempo, la lógica del presidente de EEUU, Donald Trump, respecto al conflicto "es defectuosa": el mandatario norteamericano cree que la parte con superávit comercial perdería más en caso de una disputa, algo que varios economistas no dan por cierto.

Si bien anteriormente "en EEUU y China se creía que nadie quería una guerra comercial donde todos perderían", ahora la actitud es menos optimista, según la experta en relaciones chino estadounidenses.

Con sus declaraciones más recientes, "Trump parece haber descartado de inmediato todo lo alcanzado en las rondas de negociaciones anteriores", opina Sun. China se reservó el derecho de hacer lo mismo.

Cómo se desarrollará el conflicto comercial

"Si se mantienen las tendencias vigentes, lo primero que vamos a ver serán algunos choques [verbales] aislados, destinados a mostrar una determinación para corregir las políticas que tocan sus intereses", pronostica la experta.


Dado el resultado de las últimas reuniones acerca del tema, "la paciencia y la buena fe de China están agotadas", así que no se puede descartar la imposición de tarifas arancelarias reales.

Lo crucial sería la disposición de las dos partes de "seguir con las escaladas", algo muy vinculado a la relación entre los dos líderes y cómo se perciben el uno al otro.

Al fin y al cabo, ambas partes se reservaron un espacio de maniobra para tratar de evitar un choque directo en el tema comercial.


"China todavía no acudió a su 'as' más potente en la disputa con EEUU: Wanq Qishan [el vicepresidente del Gobierno chino], que posee una gran experiencia en negociar con los estadounidenses. Si todavía no fue encargado de resolver este problema, pues, todavía las negociaciones no tocaron fondo", opinó la especialista.

Por su parte, los propios norteamericanos anunciaron que las tarifas arancelarias especiales entrarían en vigor el 6 de julio, "más de dos semanas a partir de ahora".

Pues, Washington "estaría ofreciendo un lugar de maniobra para que Pekín haga concesiones, pero la cuestión es si China está dispuesta a ceder", concluyó Sun.

Sputnik


Etiquetas: China   EEUU