¿Consolidará la política estadounidense hacia Irán la alianza entre Moscú, Damasco y Teherán?

  23 Mayo 2018    Leído: 940
¿Consolidará la política estadounidense hacia Irán la alianza entre Moscú, Damasco y Teherán?

Recientemente, las autoridades sirias retomaron el control de la provincia de Damasco. Sin embargo, existe el riesgo de que las 12 demandas que EEUU presentó a Irán puedan provocar a Teherán y estanquen el proceso de regulación pacífica del conflicto sirio, escribe la arabista rusa Marianna Belenkaya en su artículo para Kommersant.

Una de estas demandas exige que Teherán retire de Siria las unidades que, de acuerdo con Washington, se encuentran bajo su control. 


"Después de que los soldados sirios recuperen el control sobre el centro de Siria, los jugadores externos clave —EEUU, Rusia, Turquía e Irán— tendrán que llegar a un acuerdo sobre el arreglo del conflicto", sostiene la periodista. 

Por su parte, el director del periódico Al Joumhouria, Karam Nashar, considera que todo dependerá de la conducta de Irán. 

"Luego de haber recuperado Damasco y Homs, es probable que seamos testigos de la reducción de actividades militares y la intensificación del dialogo político, pero por ahora es difícil de pronosticar el desenlace en Siria y más aún si se toman en cuenta las últimas declaraciones del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, sobre la presencia iraní en Siria", enfatizó Nashar.

El 21 de mayo, Pompeo declaró que Washington estaba listo para cancelar todas las sanciones impuestas a Irán, restablecer sus relaciones comerciales con el país persa y abrirle el acceso a las tecnologías avanzadas a cambio de la observación por parte de Teherán de doce demandas. Estas demandas exigen que Irán deje de apoyar a las unidades armadas en Oriente Medio, incluido el movimiento libanes Hizbulá, el grupo islamista palestino Hamás y las milicias hutíes en Yemen. 

"La cuestión principal es cómo Teherán, Moscú y Damasco responderán a la aplicación de una nueva política por parte de EEUU con relación a Irán. ¿Será capaz esta política de dividir a los aliados o consolidará su alianza? De esto dependerá si habrá o no una nueva escalada en la región", recalcó Nashar. 


A su vez, el director del Segundo Departamento de Asia del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Zamir Kabúlov, considera que las autoridades estadounidenses no entienden que con su presión ponen en contra de Washington a todo el pueblo iraní. 

Recientemente, la agencia siria Sana informó del fin de la operación lanzada contra los terroristas de Daesh en la localidad de Al Hajar al Aswad y en el campo de refugiados palestinos Yarmuk. 

Este campo, situado en el sur de Damasco, era el último baluarte controlado por los yihadistas en la provincia. 


La autora del artículo destaca que las ONG pronostican que el siguiente paso de las autoridades sirias será limpiar de los terroristas las ciudades de Idlib –en el norte de Siria– y Daraa –en el sur–. 

El politólogo ruso del Consejo Ruso para Asuntos Internacionales Kirill Semenov considera que Damasco tropezará con una serie de dificultades en Idlib a causa de la presencia de los militares turcos y en Daraa su avance estará obstaculizado por las tropas estadounidenses que controlan la zona de distensión situada en el suroeste de Siria.

"Los estadounidenses ya declararon que están listos para ayudar a la oposición en Daraa en caso de que Asad decida violar el acuerdo sobre las zonas de distención", recalcó el experto a la vez que agregó que "las acciones de Israel", que no quiere ver cerca de sus fronteras a los integrantes de Hizbulá, "también serán poco predecibles".  


Etiquetas: Moscu   Damasco   Teheran