El centenario de la República Democrática de Azerbaiyán

  21 Mayo 2018    Leído: 1502
El centenario de la República Democrática de Azerbaiyán

La República Democrática de Azerbaiyán, fundada hace más de 100 años, se ha convertido en un acontecimiento importante en la historia de Oriente Medio y el mundo musulmán.

Puesto que la mayoría de las medidas adoptadas por la república, fueron primeras en el Oriente, que se llevaron al antiguo Oriente  el aliento de un mundo nuevo.

Y no sólo en el Oriente:cuando a las mujeres se les otorgaron el derecho a votar en Azerbaiyán, la mayoría de las mujeres occidentales eran privadas del acceso a una urna electoral.
La creación de la república significaba que el imperio, que duró más de 100 años, no podía debilitar la determinación de la independencia del pueblo de Azerbaiyán y la determinación para tener su propio estado.


A principios del siglo xx, el estado de Azerbaiyán era una República Democrática, y el pueblo azerbaiyano había demostrado a todo el mundo que la democracia y republicanismo son no sólo ajenos a nosotros, sino que, al contrario, vivimos con esos ideales.


La democracia que existía hace 100 años en la República de Azerbaiyán, fue más progresiva y justa, que los actuales métodos de gobernación de la mayoría de los países del mundo.

A pesar de su corta vida, República mostró al pueblo azerbaiyano, que ser independiente y amo del destino es lo mejor.La independencia duró a lo largo de más de 70 años.


A partir del inicio la República de Azerbaiyán luchó con ansiedad en los campos político, económico, diplomático y militare. A pesar de que en aquellas batallas había muchas víctimas, aprendimos a luchar por la Patria, la Tierra, el Futuro y los Ideales y sacrificarse por esos ideales cuando fuera necesario. Fue aquella experiencia que dió su primer impulso a la  formación de una nación contemporánea.
La república  significó el levantamiento del pueblo de Azerbaiyán  bajo las ruinas del imperio destruido, y el grito al mundo: "Estoy allí!" Era un grito así que ninguna otra fuerza  podía detenerlo.
Hoy nuestra bandera es la secuela de aquella rebelión, y nuestro himno es la secuela de aquel grito!

Roksana Tarlan

 

 


Etiquetas: