El odio a las mujeres, el posible móvil del asesino de Toronto

  25 Abril 2018    Leído: 1371
El odio a las mujeres, el posible móvil del asesino de Toronto

Alek Minassian, el joven que este lunes mató a 10 personas al embestir indiscriminadamente con una furgoneta a los transeúntes en una céntrica calle de Toronto, dejó colgado un mensaje en sus redes sociales que ofrece una pista sobre su posible móvil: odio a las mujeres.

El joven de 25 años, que fue detenido poco después del ataque, compareció ayer ante el tribunal, donde fue imputado por 10 cargos de asesinato premeditado y otros 13 de intento de asesinato. Con el pelo rapado, mantuvo la cabeza baja y respondió con monosílabos a las preguntas del juez. Además de leerle los cargos, el juez le prohibió mantener contacto con los supervivientes. La próxima comparecencia será el 10 de mayo.

Al volante de una furgoneta que había alquilado, el joven condujo durante 1,6 kilómetros sobre la acera abarrotada, en una calle del centro de Toronto a la hora de comer. El pavimento quedó cubierto de sangre, de zapatos abandonados y de cuerpos. Además de los 10 muertos, entre los que Corea del Sur confirmó que hay dos de sus ciudadanos, dejó 15 heridos.

Se trata del ataque más mortífero que ha sufrido Canadá desde hace decenios. Aunque lleva el sello de otros atropellos masivos a manos de seguidores del Estado Islámico, el primer ministro, Justin Trudeau, afirmó que no hay nada que haga sospechar una conexión con organizaciones terroristas y subrayó que el ataque no ha modificado el nivel de amenaza de Canadá ni las medidas de seguridad para la cumbre del G-7 de junio en Quebec.

“Las acciones parecen deliberadas”, declaró el jefe de la policía de Toronto, si bien señaló que Minassian no era conocido por las fuerzas de seguridad. La policía dijo que está investigando para poder determinar el móvil, pero la prensa canadiense se hizo eco de un mensaje misógino que el sospechoso colgó en su perfil de Facebook.

Minassian se refería en su texto al “caballero supremo Elliot Rodger”, un joven de 22 años que fue el autor de una matanza en California. En el 2014, Rodger mató a seis personas a tiros y dejó a decenas de heridos antes de suicidarse. En un vídeo que dejó colgado en las redes sociales antes de la masacre, Rodger insultaba a las numerosas mujeres que lo habían rechazado, convirtiendo a hombres como él en “incels”, un término en inglés que significa célibes involuntarios. En el mismo vídeo, Rodger se refería a los hombres que tienen éxito con las mujeres como “chads” y a las mujeres que rechazan a los hombres como “stacys”.

Minassian empleaba esta misma terminología en el escrito que colgó antes de su ataque. Una frase, según la prensa canadiense, era: “La rebelión de los incels ya ha comenzado. Vamos a acabar con todos los chads y las stacys”.

Facebook eliminó el perfil de Minassian poco después de que trascendiera su identidad, como suele hacer en estos casos, pero un portavoz de la empresa confirmó a la cadena de televisión CBC que el mensaje es real y que había sido compartido públicamente en su perfil.

De origen armenio, Minassian se había graduado recientemente en un programa de estudios informáticos. Conocidos suyos lo describen como una persona reservada a la que no se le conocían afiliaciones políticas o creencias religiosas. Según varios testimonios recogidos por el diario The Globe and Mail, padecía algún tipo de “discapacidad social”, tenía problemas para comunicarse con los demás y tics nerviosos.

lavanguardia.com


Etiquetas: