Genocidio de Jodyalí: crimen contra la humanidad

  25 Febrero 2018    Leído: 1397
Genocidio de Jodyalí: crimen contra la humanidad
Un acto de genocidio sin precedentes fue cometido contra la población azerbaiyana en la ciudad de Jodyalí durante el conflicto armado en curso entre Armenia y Azerbaiyán.

Jodyalí era una ciudad pequeña de la región de Nagorno-Karabakh en Azerbaiyán, y en la noche del 25 al 26 de febrero de 1992, las fuerzas armadas armenias, junto con las tropas del cuerpo 366 de la armada de la antigua Unión Soviética, se establecieron en la ciudad mientras cometían uno de los crímenes más atroces en contra de la humanidad.

En pocas horas, las tropas extranjeras asesinaron a ciudadanos inocentes, aniquilando a familias enteras. Muchos otros murieron intentando escapar, con temperaturas por debajo de cero grados, del salvajismo y la tortura del ejército armenio. Como resultado de este acto, 613 personas fueron masacradas. Entre los asesinados hubo 106 mujeres y 63 niños, mientras que 476 personas fueron incapacitadas y 1,275, tomadas como rehenes.

En su informe sobre los acontecimientos, Human Rights Watch afirmó que lo sucedido en Jodyalí fue “la mayor masacre hasta la fecha en el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán”.

El conflicto armado entre ambas naciones ha dado lugar a la ocupación de alrededor del 20% del territorio de Azerbaiyán desde 1992, incluyendo a la región de Nagorno-Karabakh y siete distritos aledaños. Hasta ahora, un millón de azerbaiyanos siguen viviendo en sus tierras como refugiados y desplazados internos forzados.

A pesar de las cuatro resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que llaman a retirar a sus fuerzas armadas de los territorios ocupados, inmediata y completamente, Armenia hasta ahora se niega a obedecerlas. El conflicto permanece sin resolver, amenazando la estabilidad regional.

Lanzada en el 2008, la campaña de sensibilización internacional Justicia para Jodyalí elevó la conciencia y atrajo la atención de la comunidad internacional sobre esta tragedia. La campaña incluye acciones pacíficas, protestas, conferencias, seminarios, presentaciones y publicaciones en muchos países con el objetivo de difundir lo sucedido en aquella fecha.

Muchos países, entre ellos México, Colombia, Guatemala y Perú, han respondido con resoluciones relevantes al caso, condenando el genocidio de Jodyalí. Lamentablemente, la falta de castigo para aquellos responsables es una razón para que un acto similar ocurra en el futuro.

Cada 26 de febrero, los azerbaiyanos en todo el mundo se congregan para realizar un tributo a la memoria de las víctimas inocentes de Jodyalí con un profundo pesar. Los sobrevivientes no han perdido la esperanza de regresar a sus tierras nativas y que la justicia prevalezca con respecto a los organizadores y realizadores de una de las tragedias del siglo XX.

Mehdi Mammadov

Encargado de Negocios (a. i.)Embajada de Azerbaiyán

Elperuano.pe


Etiquetas: AzerbaiyanJodyaliArmeniagenocidioPeru