Los motivos que podrían estar detrás de reconocer Jerusalén como capital de Israel

  09 Diciembre 2017    Leído: 262
Los motivos que podrían estar detrás de reconocer Jerusalén como capital de Israel
Haber reconocido Jerusalén como capital del Estado de Israel ha indignado al mundo árabe.
El movimiento de Donald Trump ha sido ampliamente criticado en Estados Unidos y en muchos otros países. Pero quienes saben del tema argumentan que la decisión de Trump tiene su porqué.

ENCUESTA
¿Qué motivos perseguía Donald Trump al reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel?

Trump trata de distraer la atención de la gente de los problemas internos de EEUU
Es una forma de pagar las deudas ante los grupos de presión israelíes que promulgan sus intereses
En medio de la victoria aplastante de Rusia en Siria Trump no escatima esfuerzos en crear una percepción de su importancia en la arena mundial
Trump no tiene otra cosa que hacer
Donald Trump solo cumple su promesa electoral de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén
VOTETodas las encuestas
Para Martyn Indyk, exembajador de Estados Unidos en Israel, el motivo de la decisión de Trump es puramente nacional.
"Es un llamamiento a su base cristiana evangélica, pura y simplemente", dice a Deutsche Welle Indyk, ahora vicepresidente ejecutivo del instituto estadounidense de investigación Brookings.

Su opinión la comparte Steven Spiegel, director del Centro para el Desarrollo de Oriente Medio de la Universidad de California, en Los Ángeles, para quien el movimiento de Trump tiene como objetivo complacer a sus votantes cristianos y judíos conservadores.

La manía de ponerlo todo patas arriba

Spiegel, sin embargo, señala que la razón detrás de la decisión de Trump no es política: el presidente estadounidense tiende a ponerlo todo patas arriba.

"Ponerlo todo patas arriba y que surja una idea mejor, seguro. Pero lo que ha ocurrido no se ha hecho para hacer eso, sobre todo si luego no mencionas que la parte oriental de Jerusalén será la capital de Palestina", añade el docente.
Tanto Spiegel como Indyk se muestran contrarios a la decisión de Trump, especialmente porque es probable que acabe por socavar los esfuerzos que su Gobierno ha depositado en Oriente Medio. Sus consejeros intentaron que la decisión encajara en la estrategia de instaurar la paz en Oriente Medio, señala Indyk, pero con una decisión así es imposible calmar la ira de Palestina.

Spiegel, por su parte, sugiere que el paso que Trump ha dado asestará un golpe al proceso de paz en la región y que dañará la reputación de Washington.

Estados Unidos ya no puede ser un mediador en Oriente Medio

El líder palestino Mahmud Abás condenó la decisión de Trump inmediatamente. Una decisión que, según Abás, fulmina cualquier derecho de Washington a mediar en el conflicto palestino-israelí.

"Estas medidas, deplorables e inaceptables, socavan deliberadamente todos los esfuerzos de paz y dejan claro que Estados Unidos está abandonando el papel de impulsor del proceso de paz [entre Palestina e Israel] que ha desempeñado durante la última década", dijo el líder palestino en la televisión.
Trump reconoció Jerusalén como capital de Israel el 6 de diciembre. Dijo basarse en los hechos y en la realidad y abogó por enfocar el conflicto entre Israel y Palestina de otra forma. El paso de Trump ha puesto fin a larga neutralidad de Washington sobre el estatus de Jerusalén, uno de los temas más espinosos del conflicto.

Etiquetas: