Peña Nieto promete reconstruir el sur de México en cuatro meses

  23 Septiembre 2017    Leído: 225
Peña Nieto promete reconstruir el sur de México en cuatro meses

El presidente Enrique Peña Nieto prometió reconstruir los estados del Oaxaca y Chiapas en el sur de México, en un máximo de cuatro meses, en gira por el poblado oaxaqueño de Sanitago Niltepec, afectado por los sismos del 7 de septiembre.

"Estoy convencido de que si nos apuramos, en tres o cuatro meses podemos tener toda la vivienda reconstruida, ése debe ser el objetivo", dijo en una visita de trabajo por el sur del país latinoamericano.

Un sismo dejó saldo de un centenar de muertos en esos dos estados hace dos semanas, antes de un segundo terremoto el 19 de septiembre cuyo saldo se elevó a otras 293 personas.
"Se entregará una tarjeta a cada familia afectada, que les permitirá comprar material para construcción y disponer de una parte en efectivo para pagar la mano de obra", anunció el mandatario sobre el nuevo mecanismo para la reconstrucción.

Mientras se aviva el debate en la prensa y la sociedad civil para que los fondos estatales para las campañas sean destinados a la reconstrucción, Peña Nieto dijo que la población afectada tendrá acceso a un Programa de Empleo Temporal para autoconstrucción.

"También podrá tener un apoyo económico adicional al que recibirán en la tarjeta que les será entregada", dijo el jefe del Ejecutivo.

El líder mexicano que vive sus peores momentos de popularidad de un presidente mexicano en tres décadas, también se comprometió a reconstruir escuelas, templos y comercios.
"No nos hemos ido, ni nos habremos de ir, permaneceremos aquí, la fuerza de la unidad es más grande que la fuerza destructiva de la naturaleza", dijo para aminorar el desconsuelo por la atención que durante toda la semana recibieron la Ciudad de México, y los centrales estados de Morelos, Puebla, que fueron golpeados por el segundo terremoto en menos de 15 días.

Año nuevo viviendas nuevas


El presidente anunció la finalización de un censo de damnificados por el sismo, y que a partir de la próxima semana iniciarán las labores de reconstrucción por el terremoto de 8,2 grados originado a 150 kilómetros de las costas del Pacífico mexicano en Chiapas hace dos semanas.

La meta que puso el presidente para que "el Año Nuevo 2018 sea con vivienda nueva, ese debe ser el objetivo", es decir en el último año de sus mandato antes de los comicios generales para elegir nuevo presidente y renovar el Congreso.
"Vamos a poner a disposición, además del apoyo que será igual al que se otorgue a todas las viviendas afectadas, el acceso a un crédito blando para que puedan, si requieren de más recursos, ampliar la construcción de estas casas", y los comercios afectados también tendrán acceso a estos créditos.

Puso además a disposición de los damnificados "algunas agencias constructoras que son parte de los programas de edificación de vivienda rural, para que construyan las viviendas de nuestros adultos mayores, si ellos así lo deciden".

"Sus escuelas estarán nuevamente de pie en cada una de las comunidades afectadas", volvió a prometer.

Y sobre los daños al patrimonio cultural colonial y prehispánico dijo que "los templos van a estar nuevamente muy bien, muy bellos, hermosos, para que ustedes sigan conservándolos y cuidándolos como parte de su comunidad".
En ese municipio fueron dañadas 1.600 viviendas, de las cuales prácticamente 1.000 tendrán que reconstruirse, de las 40.000 casas dañadas e inhabitables en toda la zona serrana de Oaxaca.

Mientras tanto, en la Ciudad de México se hacen esfuerzos desesperados por rescatar personas cuando después de tres días del sismo de 7,1 grados.

En el centro del país ascendió a 293 la cifra oficial de muertes 155 en Ciudad de México, 73 en Morelos, 45 en Puebla, 13 en el Estado de México, 6 en Guerrero, y un fallecido en Oaxaca.


Etiquetas: #Nieto   #Mexico   #terremoto